Los españoles están preocupados: Pilar Llop ha confesado que "escucha a gente"

Los españoles están preocupados: Pilar Llop ha confesado que "escucha a gente"

15/09/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

La ministra de Justicia está en el punto de mira en las últimas horas

La población española está en alerta máxima. Pilar Llop, ministra de Justicia, ha asegurado en su última comparecencia que "escucha a la gente" cuando se monta en el autobús o cuando realiza un viaje en Metro. Pero además de "escuchar a la gente", oye las conversaciones sobre un tema muy particular: "el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial".

Aunque Pilar Llop asegura que este es el tema de conversación recurrente en el transporte público madrileño, la realidad es más bien diferente a la que describe la ministra. No muchas personas de a pie conocen de cerca el entramado judicial español como lo hace ella. Y, en caso de que lo hicieran, no es algo que les "afecte directamente": la realidad está en poder sobrevivir a la crisis que provoca su Gobierno, el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Los españoles señalan este punto en común entre Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez: la decisión es unánime

"Antes decíamos que a nadie le importaba la renovación del CGPJ, que era algo que estaba como muy fuera de la órbita del día a día del ciudadano, pero es que ahora ya... Mire, yo a veces voy en metro, a veces voy en autobús, y escucho a la gente que habla de este tema". Como siempre, PIlar Llop solo escucha a la parte de los españoles que realmente le interesa: el objetivo de esta comparecencia es presionar al PP.

La ministra de Justicia intenta implicar a los ciudadanos como medida de presión para que el Partido Popular acepte la oferta del PSOE en la renovación del Consejo General del Poder Judicial, que lleva actuando en funciones desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa. La negativa de Feijóo a adscribirse al pacto que hizo Casado con Sánchez anteriormente ha creado un "bloqueo" que, según Pilar Llop, "está costando una millonada" e impide que "la Justicia pueda funcionar con normalidad".

El Consejo General del Poder Judicial sigue en el punto de mira del Gobierno de Sánchez. No solo el principal partido de la oposición es uno de los objetivos de este particular juego de presión que realiza La Moncloa. Los propios magistrados han sufrido el acoso de Sánchez para elegir a sus dos representantes del Tribunal Constitucional en un plazo de tiempo que al final no se ha cumplido. Este fallo en el compromiso ha provocado la comparecencia de Pilar Llop disparando contra el Partido Popular.

Sin la posibilidad de conseguir lo que busca mediante el diálogo, Pilar Llop sigue de cerca el manual del Gobierno de Sánchez: pasa directamente a las amenazas. La ministra de Justicia ha asegurado que llevará el caso del "bloqueo insitutcional" supuestamente provocado por el PP hasta la Unión Europea. Allí, su interlocutor será el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders.

El político belga ya ha anunciado sus intenciones de recalar en nuestro país a finales de septiembre para poder reunirse con la titular de la cartera de Justicia y tratar de desbloquear la situación. Sin embargo, el Partido Popular podría echar a perder esta 'jugada maestra' de Pilar Llop: para evitar que queden como los 'buenos' en el relato corrupto del Gobierno, la formación política liderada por Feijóo intentará entrevistarse con el comisario europeo y explicar su punto de vista en esta situación.

Las intenciones del Partido Popular no han sentado bien en el Ejecutivo. Félix Bolaños fue el principal receptor de este mensaje a Didier Reynders, y parece que obvió su entrega al comisario europeo. En el PP señalan que no ha habido "acuse de recibo", mientras que Bolaños describe la petición de la oposición como una propuesta "de cara a la galería".

España pasa hambre y miseria, pero Pedro Sánchez ya tiene nuevo juguetito para infectarse con Pegasus otra vez

El ministro de la Presidencia entiende la idea del PP de reunirse con Reynders como una propuesta vacía, "llena de excusas, de líneas rojas y de condiciones". Por el momento, la negativa del Gobierno a permitir que otros entes políticos se reúnan con una autoridad europea mancha los intentos de Sánchez de labrarse una reputación limpia y discreta como estadista durante los últimos meses y pensando en las elecciones generales de 2023.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario