Los dos temerarios de Pamplona: intentan correr un encierro de San Fermín en patinete eléctrico

  • Sucesos
  • 13-07-2022 | 12:07
  • Escribe: Enrique Sanz
Los responsables de este comportamiento ya han sido identificados y sancionados por las autoridades


Las festividades de San Fermín son una de las más importantes en el calendario español e internacional. Durante casi dos semanas, turistas extranjeros y nacionales llenan las calles de Pamplona esperando tener una de las pocas y valiosas oportunidades que significa participar en un encierro en una de las fiestas más populares de todo el planeta.

Sin embargo, con tanta cantidad de gente, siempre suceden eventos que realmente no tienen explicación alguna. Ante estas reacciones, la Policía de la ciudad navarra se ha curado en salud, y no es el primer año que sanciona con fuertes multas económicas a quienes deciden quebrantar la ley en el ambiente festivo de San Fermín.



En ese sentido, la Policía Local de Pamplona ha denunciado a un par de supuestos corredores de encierros que intentaron hacer precisamente eso pero subidos en un peculiar vehículo: un patinete eléctrico. Además de la imposibilidad física de usar tal vehículo en espacios tan reducidos y rápidamente cambiantes como los que se generan en un encierro, este intento supone una verdadera temeridad para quienes manejan el vehículo como para el resto de los implicados, ya que se pueden producir accidentes no deseados en pleno encierro.

El hecho que los corredores intentaran hacer el encierro en este vehículo eléctrico supone una infracción muy grave que podría haber dejado todavía mas heridos en uno de los encierros que más percances ha tenido: los toros de José Cebada Gago han protagonizado quizá el encierro más accidentado hasta el momento, dejando tres heridos en la finalización del recorrido programado.



El aparato ya está requisado y reposa plácidamente en las instalaciones de la Policía Local de Navarra, que ha tenido que realizar hasta cuatro denuncias por quebrantar el reglamento de encierros en un mismo día. Un ciudadano español ha sido denunciado por tocar, llamar y dar la vuelta a un toro en el mítico tramo de Telefónica, generando una actitud agresiva y violenta en el animal que pone en peligro a todos los corredores, incluyendo al denunciado.

Participar en el encierro con banderas está totalmente prohibido según el reglamento, puesto que un ciudadano cubano, que corría con la bandera de su país en los hombros a modo de capa, también ha recibido la correspondiente denuncia y notificación policial por poner en peligro la visibilidad del resto de corredores en espacios tan reducidos como los que suele haber en los encierros de las fiestas de San Fermín. Los expedientes sancionadores no se detienen ahí, ya que un ciudadano estadounidense ha tenido que ser apartado de las celebraciones y de los encierros debido a que las autoridades policiales le atraparon grabando con un teléfono móvil desde el interior del recorrido, un comportamiento que supone una clara violación del reglamento de la ciudad respecto de los encierros.



A pesar de los encomiables esfuerzos de las autoridades de Pamplona por evitar comportamientos ilegales y mantener estas celebraciones a salvo, se siguen produciendo incidentes de gran categoría. El último encierro, también con los toros de la ganadería Cebada Gago, se ha convertido en el más accidentado de este año, dejando hasta seis heridos, todos ellos de consideración leve. A pesar de todo, tres de estos accidentados corredores reciben una atención médica más profusa por haber sido heridos por el asta de los animales.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario