Los dos secretos inconfesables de Inés Arrimadas: su lado más personal, al descubierto

  • Política
  • 08-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Enrique Sanz
El perfil completo de Inés Arrimadas, revelado ante los ojos del mundo


Inés Arrimadas, la actual presidenta de Ciudadanos, es una de las figuras políticas en España más famosas y controvertidas. Diana de halagos e insultos por igual y debido a su activo papel en la política nacional, la andaluza no deja a nadie indiferente. Por eso, cuando el mundo conoció de verdad los dos grandes secretos de Inés Arrimadas, se quedó más que sorprendido.

A pesar de haber nacido en Andalucía, Inés Arrimadas siente un fuerte apego por Cataluña. Esta relación tan especial con las tierras catalanas comenzó hace mucho tiempo, cuando la hoy presidenta de Ciudadanos todavía trabajaba en una consultoría. A pesar de estar radicada en su Comunidad natal, Arrimadas solicitó el traslado a la sede de Barcelona por amor en 2008. Aunque la relación fracasó, Inés Arrimadas había descubierto un nuevo lugar en el que quedarse a vivir, comparable con la belleza de su tierra natal.



Su llegada a la política fue de la mano de una amiga, que en 2010 la introdujo a Ciudadanos, un partido que por aquel entonces se encontraba en pleno proceso de fundación y asentamiento en el ecosistema político catalán. El ascenso de Arrimadas a la cúpula del partido fue meteórico. Tan solo un año después, Inés Arrimadas conocía a Albert Rivera, quien le asignaba la responsabilidad de la secretaría de juventud del partido.

Ya en 2012, coincidiendo con las elecciones autonómicas celebradas en Cataluña, Rivera llamó nuevamente a filas a Inés Arrimadas, que acudió como número 4 en las listas de Ciudadanos, pisando así por vez primera el Parlament de Cataluña. Desde entonces, su carrera política llevó a Albert Rivera a delegarle el mando de la sección catalana de Ciudadanos cuando el partido comenzó a expandirse al resto del territorio nacional.



Su madre dijo que estaba "loca" por meterse en política, pero Inés ya había solicitado una excedencia en su empresa para dedicarse a tiempo completo a la política. Su espíritu perfeccionista siempre ha sido la guía en lo laboral y lo personal para Inés Arrimadas, que desde su llegada al Parlament de Cataluña empezó una relación con un antiguo diputado de Convergencia y Unión.

Pasaron 3 años para que Arrimadas y su actual marido contrajeran matrimonio por lo civil. La relación que comenzó en el Parlament con Xavier Cima, que dejó la política cuando Inés Arrimadas comenzó a ser más relevante en la vida política catalana, se ha mantenido firme hasta el día de hoy. Aun así, Arrimadas siempre ha sido una mujer y una política muy comprometida con los deseos de los ciudadanos a los que representa.



Como buena andaluza, Inés Arrimadas nunca ha escondido su absoluta pasión por la Feria de Abril de su tierra natal y de las procesiones de Semana Santa, las festividades más importantes de la Comunidad autónoma de Andalucía. Arrimadas siempre libera su apretadísima agenda para hacer espacio y poder acudir a estos dos eventos que tan importantes han sido en su construcción como persona y como política. 

Otra de sus grandes pasiones es el fútbol, una afición que comparte con su marido y con su padre. A pesar de que la pareja es hincha del Barcelona y el padre de Inés Arrimadas es un declarado fan madridista, las sanas discusiones permiten otorgarle a la vida familiar un nuevo motivo por el que reunirse en torno a una mesa o un televisor siempre que ambos equipos compartan terreno de juego.



Con todo, el completo perfil de Inés Arrimadas y sus secretos quedan descubiertos a ojos de la opinión pública, que por fin conoce a fondo a uno de las figuras políticas más relevantes de la última década y que seguramente marcará un antes y un después con su elección como presidenta de Ciudadanos hace ya dos años.

 

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario