Los cierres salvajes en Cataluña matan más que la Madrid "liberada" de Ayuso

  • Política
  • 22-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




A Isabel Díaz Ayuso se la ha acusado de anteponer el interés económico a la salud de los madrileños. Sin embargo, las cifras desmentien esa falacia. Las facilidades para que los negocios puedan abrir en Madrid han matado menos que las restricciones salvajes que se han impuesto en Cataluña.

En Cataluña los restauradores siguen reclamando que se les permita abrir hasta las diez de la noche. Siguen castigados. De hecho, los restaurantes de los centros comerciales permanecen cerrados desde el mes de diciembre. La ruina asola Cataluña sin ninguna contrapartida, porque tanta precaución no ha servido para para la hemorragia de fallecidos por el Covid-19.

Ayuso tenía razón: Cataluña se arruina con las restricciones y sus datos de contagios son más preocupantes que los de Madrid



De hecho, las cifras oficiales confirman que la política de apertura de los negocios promovida por Diaz Ayuso mata menos que la prudencia que se ha mantenido por parte del Govern de la Generalitat aplicando todo tipo de restricciones, llevando a la ruina a pymes y autónomos con la excusa de preservar la salud de los catalanes.

La gestión de Ayuso es mejor que la de la Generalitat

Las cifras oficiales publicadas por Datos Macro ( EXPANSION ) en la Comunidad de Madrid muestran el número oficlal de muertes por COVID. Hasta el 10 de enero 2021 era de 12.203. Y a 19 de abril era de 14.878 personas. Es decir, que del 10 de enero al 19 de abril fallecieron en Madrid 2.675 personas.



El 10 de enero Cataluña había sufrido 10.766 muertes por el Covid-19. Y desde esa fecha hasta el 19 de abril los fallecidos aumentaron en 2.911. Es decir, que en el último trimestre, se han producido 236 muertes por el Covid-19 más en Cataluña que en Madrid.

El dato llama la atención teniendo en cuenta las duras críticas que ha recibido Díaz Ayuso por su permisibilidad con los comercios y la restauración, tratando de mantener un equilibrio entre salud y economía. Mientras tanto, en ese mismo periodo el toque de queda en Cataluña ha sido fijado a las diez de la noche, los restaurantes y bares no han podido abrir después de las cinco de la tarde y se han producido cierres perimetrales que han impedido a los catalanes salir de los límites de sus comarcas.



Jordi Cruz enfurece al separatismo mostrando su apoyo a Díaz Ayuso

Los restauradores catalanes se suben por las paredes ante los horarios restringidos que están sufriendo. Y tampoco el cierre de la movilidad en Semana Santa se ha traducido en datos positivos.



Los resultados son claros y confirman que la gestión de la pandemia que ha hecho Isabel Díaz Ayuso basada en el equilibrio ha resultado más rentable que las medidas severas que se han implantado en Cataluña. El tiempo le ha dado la Razón a Díaz Ayuso.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario