Los chivatos de 'Plataforma per la Llengua' se multiplican e infunden el terror en las universidades 'nacional-catalanas'

  • Cataluña
  • 03-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
Las denuncias anónimas contra los profesores que utilizan el castellano en la universidad se multiplicaron en los últimos meses de 2021.


El fascismo del nacionalismo catalán busca, entre otros muchos propósitos, conseguir que la lengua catalana sea la única utilizada en todo el territorio catalán, buscando así diferenciar a los 'auténticos' catalanes, de aquellos españolistas que utilizan la lengua oficial del Estado, y cooficial en Cataluña.

Una obsesión por acabar con el uso del español en Cataluña que ha llevado a los independentistas a defender a capa y espada el uso exclusivo de la lengua catalana, aunque ello suponga amenazar con apedrear y hacer bulling a las familias de estudiantes que apuesten por la vía educativa bilingüe.



Gonzalo Boye tiene manía persecutoria: ¿Qué llegaría a decir si hubiera estado 532 días encerrado en un zulo?

Bulling y acoso que también ha llegado a las universidades catalanas donde, con el beneplácito silencioso de la Generalitat, el aleccionamiento indepe manipula al profesorado y el contenido educativo según sus propios intereses.



Un aleccionamiento en el que la plataforma secesionista 'Plataforma per la Llengua',  entidad subvencionada generosamente por el Govern y responsable de haber espiado en los patios de los colegios si los escolares utilizaban el catalán, se ha convertido en una herramienta fundamental en las universidades para perseguir y sembrar el terror entre los castellanohablantes.

Las denuncias se multiplican

Así pues, si bien esta plataforma recibió en 2020 cerca de 60 denuncias en el ámbito universitario de alumnos que señalaban a profesores que utilizaban el castellano en sus clases, en vez del catalán, este año, sólo en el mes de noviembre, se han contabilizado cerca de 120 denuncias, según ha informado el diario El Mundo.



Un aumento exponencial de las denuncias  que tiene una clara explicación: este undécimo mes de 2021 fue el primero en el que estuvo activo el 'buzón virtual de denuncias', en el que los estudiantes, la mayoría relacionados con grupos radicales independentistas, pueden 'chivarse' del profesorado... de manera anónima.

Barcelona, ciudad sin ley: Ada Colau no frena la delincuencia y hay un delito cada cuatro minutos



Anonimato que se ha convertido en la clave que explica el aumento de denuncias: y es que, a pesar de que parezca que estos jóvenes radicales secesionistas parezcan estar dispuestos a señalar a todos aquellos que no piensen como ellos, no están dispuestos a dar la cara por la independencia, en un claro movimiento en el que la persecución al castellano se une a la cobardía más lamentable.

Un nuevo gesto que demuestra que el fascismo catalán se empeña en demostrar que están dispuestos a todo, incluso a la violencia y a la 'limpieza étnica' en Cataluña.. pero que no están dispuestos a sufrir las consecuencias políticas, sociales o judiciales que puedan conllevar sus acciones, tal y como demostró en primera persona Carles Puigdemont con su huída a Waterloo tras su intento de golpe de Estado.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario