Los 634 casos de violencia que niega la Abogacía del Estado

  • Cataluña
  • 06-11-2018 | 09:11
  • Escribe: Pedro Riscal

Hasta los Mossos d´Esquadra recogen en su informe 259 ataques violentos de las hordas golpistas en el fallido golpe de estado catalán del pasado año.


Aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Y aunque Pedro Sánchez haya querido tener un gesto con Oriol Junqueras y el resto de golpistas catalanes a cambio de su apoyo en el Congreso, lo cierto es que los hechos violentos que se produjeron en Cataluña durante el intento de golpe de estado perpetrado ahora hace un año están ahí. No se pueden borrar.

La Abogacía del Estado, sujeta a los intereses del Gobierno, ha pretendido borrar la violencia del octubre negro catalán e 2017. Ni una sola mención en su escrito ante el Tribunal Supremo, lo que justifica su decisión de no recurrir al delito de rebeldía entre sus acusaciones.

Hubo violencia, y mucha

Sin embargo, hubo violencia. Y mucha. Tres informes policiales describen hasta 634 escenas de violencia en Cataluña coincidiendo con el desafío secesionista catalán liderado por los cabecillas que ahora están entre rejas o huídos de la justicia en el extranjero.

Y son esos 634 actos violentos los que han servido a la Fiscalía para añadir el delito de rebelión a la causa abierta contra los golpistas catalanes viendo "levantamiento generalizado salpicado de actos de fuerza, agresión y violencia". Esos tres informes, destapados por El Confidencial, constan de 881 páginas en las que se ofrecen todos los detalles, pero han sido ignorados por Consuelo Castro, la abogada general del Estado, para limitar la acusación solamente a sedición y malversación de acuerdo con los deseos de Pedro Sánchez, que necesita como agua de mayo el apoyo de ERC a sus presupuestos generales del Estado.

La Guardia Civil sufrió 315 actos de violencia

El informe de la Guardia Civil detecta hasta 315 actos de violencia o agresión: desde lanzamiento de objetos hasta escraches pasando por agresiones a los agentes, daños a sus vehículos y diferentes episodios de intimidación y resistencia, incluyendo cortes de carreteras y vías férreas. Nada de eso vio la Abogacía del Estado, cuyos miembros debían estar de vacaciones en otro planeta en esos días. 

Y no se trata de valoraciones generales. Está todo documentado y especificado. Como el artefacto incendiario colocado en el cuartel de la Guardia Civil de Travesera de Gracia, el asedio a la consejería de Hacienda, el escrache de 2.000 personas al cuartel de Vic y diversas agresiones sufridas por las fuerzas del orden.

Hay más datos en el informe recogido por El Confidencial: lanzamiento de sillas a los agentes en la Escola Castell. A un guardia le golpearon en la cabeza, caído en el suelo, y la acción fue repetida con un compañero que acudió a socorrerle en Sant Esteve de Sesrovires, mientras que en Sant Carles de la Rápita  tres coches de la Guardia Civil quedaron aislados y fueron “atacados mediante golpes, patadas y lanzamiento de piedras de grandes dimensiones, que golpearon a los vehículos policiales y a los agentes”.

La Policía Nacional recoge 60 acciones violentas

La Policía Nacional, por su parte, remitió al juez Llarena otro informe con la recopilación de otras 60 acciones violentas que no ha sido tenido en cuenta por la Abogacía del Estado. Según ese documento, hasta 57 efectivos del cuerpo sufrieron lesiones en 18 lugares diferentes en donde estaba teniendo lugar el reférendum ilegal. Aquí se añaden los escraches en los hoteles en donde se encontraban alojados, obligándoles a marchar, como sucedió en Calella de la Costa. Además, un agente recibió ese día una pedrada en la cabeza en Lleida y la comisaría de Girona fue atacada con botellas de vidrio y pintura, y también con artefactos pirotécnicos.

 

Hasta los Mossos d´Esquadra vieron violencia: 259 ataques

Y hasta los Mossos d´Esquadra, que mantuvieron una actitud pasiva en esas fechas, le sacan los colores a la Abogacía del Estado denunciando 259 ataques contra partidos y militantes constitucionalistas y diversos casos de intimidación contra la Policía Nacional y la Guardia Civil por medio de agresiones, daños y amedrentamiento. Hubo atentados contra las sedes del PSC en Terrassa, Sant Boi, viladecans, Esparreguera, Salt y Solsona. Otros tres contra locales de Ciudadanos en Barcelona, calle Balmes, Esplugues y Sitges. A todo esto hay que añadir otros 193 actos violentos (corte de carreteras, vías férreas y bloqueo de estaciones durante el 3-0 y 8-N.

23 veces aparece la palabra violencia recogida en el escrito de la Fiscalía. Ninguno en el de la Abogacía del Estado, que ni siquiera recoge los desdtrozos provocados en los coches de la Guardia Civil durante el registro la Consejería de Hacienda, aunque sí recuerda que Jordi Cuixart y Jordi Sánchez se subieron a uno de ellos para lanzar consignas desde allí. 634 situaciones violentas que no existieron para la Abogacía del Estado. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario