Lo único que lamenta Inés Arrimadas de la maternidad

  • Famosos
  • 21-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Enrique Sanz
La líder de Ciudadanos su principal molestia relacionada con ser madre


Inés Arrimadas es una de las mujeres más ocupadas de toda España. A su trabajo como líder de Ciudadanos se le debe sumar su reciente maternidad, gracias a la que actualmente está disfrutando de una baja laboral. No es la primera vez que lo hace, ya que este es su segundo retoño y su segunda baja por maternidad.

Durante aquella época, Arrimadas estuvo disfrutando de su baja por maternidad por convencimiento, buscando tomarse un descanso de la agitada vida que la líder de Ciudadanos llevaba por aquel entonces. La historia parece repetirse. De hecho, su principal reinvindicación durante su primer embarazo fue la dificultad de las mujeres para poder conciliar todos los aspectos de su vida con la maternidad.



Durante ese periodo de su carrera, Arrimadas se vio obligada a compatibilizar sus obligaciones como política al mismo tiempo que llevaba a buen término la gestación de su primer hijo. Con la inevitable llegada del parto, Arrimadas tuvo que coger una baja por maternidad para poder recuperarse correctamente y volver a la vida política con fuerzas renovadas. 

Durante ese tiempo, muchos dentro del partido naranja temieron que ocurriera un "vacío de poder" en el que el, por aquel entonces, débil liderazgo de Arrimadas se deshiciera. Nada más lejos de la realidad, puesto que la propia Arrimadas lo afirmó con estas palabras: "es necesario demostrar que no pasa nada, incluso siendo una líder, que te puedes coger la baja y cuando vuelves no se ha creado un vacío de poder, todo sigue igual. Yo me cogí una baja larga -aunque no completa- y no pasó nada, seguí liderando".



Otra de las reinvindicaciones que Arrimadas hizo en su momento y que seguramente ahora habrá vuelto a la cabeza de la líder de Ciudadanos es la corrección de la brecha salarial. Con el embarazo de su primer hijo y las dificultades que ello conllevó, Arrimadas recordó la dificultad de conciliar vida laboral, familiar y social en un contexto tan complicado, en el que inevitablemente se deben realizar sacrificios. Estas eran las palabras de Inés Arrimadas al respecto: "Nos coordinamos con mi marido y renunciamos a casi todo, no tenemos vida social, por ejemplo".

La corrección de la brecha salarial es otro de los puntos candentes relacionados con la maternidad que Arrimadas vuelve a tener en sus pensamientos en su segunda baja laboral por maternidad. A pesar de sus reticencias iniciales a apartarse temporalmente de la primera línea política, Arrimadas confiesa que no ha tenido más remedio que hacerlo. Señala además que "La brecha salarial es una brecha de maternidad y los datos son muy claros en este sentido: la brecha salarial es mínima cuando son jóvenes, crece cuando las mujeres son más mayores y deciden ser madres".



Para corregir estas tendencias, Arrimadas promete volver a la vida política en cuanto su condición física se lo permita, puesto que continúa disfrutando de su segunda baja laboral, sobre la que su partido de momento sigue sin pronunciarse a pesar de que no es la primera vez que este hecho afecta a la líder de Ciudadanos. Arrimadas afronta, así, otra tarea extremadamente difícil en su trayectoria política y profesional.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario