Lo que sucede en Cataluña desata una desbandada en Hacienda

Lo que sucede en Cataluña desata una desbandada en Hacienda

24/03/2022

| José González

Facebook
Twitter

El Gobierno se ve obligado a convocar más de 400 plazas para cubrir las vacantes

La Agencia Tributaria ha publicado las plazas convocadas para ser funcionario. De las 700 convocadas que se distribuyen por toda España, más de la mitad corresponden a Cataluña, concretamente más de 400. Si lo comparamos con la capital española, la diferencia es abismal. En Madrid se han convocado 138 para los mismos puestos.

Proceso de elección de la comunidad

Los aspirantes son los que eligen la comunidad autónoma en la que desean trabajar. Los que no hayan realizado el proceso de elección en el plazo señalado o que limiten su elección a solo unas comunidades y no fuera posibles adjudicárselo, se les adjudicará una vacante no asignada. Por lo tanto, en este caso, tendría más posibilidades de ser adjudicado en Cataluña, aunque no este entre las opciones del elegido.

Causas de la salida de los funcionarios: Independentismo, altos precios de los alquileres e idioma

La principal causa de la escasez de funcionarios de la Agencia Tributaria en Cataluña es el independentismo. Desde el año 2012, año donde el independentismo catalán empezó su auge, han disminuido los puestos de funcionariado un 15%. Desde el año 2017, la caída fue más pronunciada. La incertidumbre generada por la crisis separatista, afectó de manera significativa a los funcionarios, que no querían trabajar en Cataluña.

Muchos sindicatos y partidos políticos han pedido que se tomen medidas ante esta situación tan preocupante. Por ejemplo, el sindicato CSIF y el PP han solicitado que se ofrezcan incentivos a los funcionarios destinados a Cataluña, ya que muy pocos elige Cataluña como opción para trabajar como funcionario.

Otra de las causas es el elevado precio del alquiler. Cataluña es actualmente la cuarta comunidad autónoma en el ranking de alquileres más altos. Si nos centramos en la ciudad de Barcelona, asciende al segundo lugar en la clasificación de la ciudad más cara para alquilar pisos, solo por detrás de Donostia.

El idioma es el tercer problema. Muchos funcionarios dudaban que si no sabían catalán, podían perder su trabajo, o a la obligación de aprenderlo con rapidez para poder mantenerlo. El Gobierno aseguró que se protegerían los derechos de todos los ciudadanos que no supiesen catalán. El conocimiento del catalán no es un requisito indispensable para obtener la plaza.

Posibles soluciones

El Partido Popular planteaba el año pasado la opción de ofrecer incentivos económicos para que los candidatos eligiesen Cataluña y de esta forma, liberar la saturación de los organismos estatales. Otra medida tomada por el Govern es la vuelta del plus de productividad.

Este complemento es una ayuda que recibían los funcionarios y que fue recortada por el gobierno de Artur Mas. Este año la han recuperado y los funcionarios cobrarán entre 426,4 y los 862,2 euros más. Medidas tomadas para intentar que los funcionarios vayan a trabajar a Cataluña y cubrir la gran cantidad de vacantes de la que dispone la comunidad autónoma española.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario