Lo que no se ha contado sobre la madre de Pedro Sánchez: no pasa en todas las familias

  • Política
  • 30-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
Este hecho insólito no es habitual en nuestra historia


Mucho se ha teorizado sobre la vida y las relaciones entre padres e hijos. El relevo generacional y el dejar paso a las próximas personas que vienen detrás de ti para que ellos se encarguen de tus tareas es uno de los momentos que se deben asumir en la vida, especialmente si se cuenta con hijos que, desafortunadamente, crecen demasiado rápido para el gusto de sus padres.

Como con casi todo en la vida, Sánchez siempre va contracorriente e, incluso, contranatura. Los aspectos más triviales de su vida privada tampoco se iban a librar de la contradicción y el caos constante en el que vive atrapado el presidente del Gobierno. Mucho se ha estudiado y hablado sobre la vida de Sánchez, y se han analizado hasta la saciedad sus continuos cambios de parecer en la vida política.



Pero en cuanto a su educación, solo destacan su etapa en el instituto Ramiro de Maeztu y su paso por la Universidad. Es precisamente aquí donde coincidirá con un rostro demasiado familiar para él: su propia madre. La verdadera pregunta es cómo llegó la madre de Sánchez, Magdalena Pérez-Castejón, a coincidir con él en un espacio tan grande y cosmopolita como es la Universidad.

La madre de Sánchez había sido durante cuarenta años una funcionaria más, pero decidió dar un cambio importante a su vida y sacarse la Licenciatura de Derecho al tiempo que Sánchez también hacía frecuentes viajes a la Universidad, supuestamente para estudiar la tan resabida licenciatura de la que presume todavía a día de hoy.



Este hecho ha sido uno de los más sospechosos en la vida de Sánchez, especialmente por su insistencia en ocultarlo durante tantos años. Su pavoneo constante de cara al exterior, recordando a todo ser viviente su etapa en el instituto Ramiro de Maeztu y su paso por la Universidad le hizo ocultar lo más importante: la familia, con quienes hay que estar siempre y hasta las consecuencias últimas.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario