Lo que ficha el Madrid con Jovic

  • Deportes
  • 10-06-2019 | 18:06
  • Escribe: Redacción

Talento, calidad, gol y juventud, son las cuatro claves que han decantado la balanza en su favor, en vez de otros nombres que también estaban en la agenda de Florentino.


Pagar 60 millones por un jugador de 21 años en otros momentos podría parecer un precio muy elevado. No ahora, en el fútbol actual, en el que un futbolista que destaque no baja de los 50 ‘kilos’. Por lo tanto, no parece cara la inversión que el Real Madrid realiza por el primer fichaje de la temporada 2019-2020, Luka Jovic.

El delantero serbio ha sido una de las grandes sensaciones tanto en la Bundesliga como en la Europa League. Es un punta fuerte, que a pesar de no ser demasiado alto va bien de cabeza y es un matador dentro del área, algo que escaseaba en la plantilla de Zinedine Zidane. Con 27 goles ha cerrado el curso, anotando nada menos que 10 en la competición europea, en la que comando al Eintracht Frankfurt hasta las semifinales, en las que cayó ante el campeón de la edición, el Chelsea de Eden Hazard.


Pero, muchos aficionados no saben cómo juega este joven de 21 años, que ha seducido a media Europa, incluyendo al FC Barcelona y el Atlético de Madrid. Pocos jugadores han explotado tanto esta temporada con su edad, lo que supone una proyección casi única, el principal hecho por el que el Madrid ha tenido que pagar esa cifra de traspaso al Eintracht.


Hábil, tiene gol y con físico

Jovic es un matador, un jugador de área, que con su portentoso físico acostumbra a zafarse con los defensas rivales. Será un puntal para la presión cuando Zidane quiera robar arriba, además de un continuo incordio para equipos que pretenden sacar el balón jugado desde atrás.



Aunque, su principal virtud es el gol. El Madrid se decidió lanzarse a por él por el simple hecho de que ha sido capaz de marcar 27 goles en una campaña, una voracidad anotadora que seguramente que puede alterar en Betfair las apuestas en directo la temporada que viene ante su facilidad para cambiar el curso de un partido en cualquier momento. Los blancos lo pasaron muy mal de cara a portería en el anterior curso, en el que solo Karim Benzema dio la talla, y por eso era necesario traer a un jugador que sea capaz de buscarse la vida en el área y anotar con facilidad, lo que ayudará a que el resto de la plantilla coja más confianza.

Además, otra de sus características es la tremenda calidad y visión de juego que posee. El serbio es capaz de pelear los balones aéreos, aguantar la pelota de espaldas para esperar la llegada de compañeros y conseguir combinar en jugadas para lograr una mejor posición de tiro o, simplemente, trenzar una ocasión de gol pasando el cuero.

En definitiva, un delantero total, que cumple con las exigencias que se piden en el Santiago Bernabéu y que, sobre todo ilusiona mucho a la grada. Sin lugar a duda un jugador con una proyección escandalosa que podría marcar la próxima década en Concha Espina.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario