¡¡Lo que faltaba!! La deriva independentista puede convertir Cataluña en Chernobyl

  • Cataluña
  • 01-08-2020 | 23:08
  • Escribe: Redacción

El ministerio para la transición ecológica, de Podemos, da el visto bueno a la central nuclear a pesar de las advertencias.


Rafael Ribó, como representante de Síndic de Greuges,  presentaba este viernes un informe sobre las "deficiencias en materia de emergencia nuclear" de las centrales nucleares catalanas de Vandellós II, Ascó I y II.

Según este informe, hay graves "carencias" en materia de seguridad ante un posible accidente nuclear en dichas centrales, considerando que es más que necesario "adaptar el Plan de emergencia nuclear de Tarragona a las nuevas directivas europeas".


Directivas que fueron establecidas por la Comisión Europea en 2011, tras el accidente nuclear de Fukushima, y que obligarían a las nucleares catalanas a "mejorar las infraestructuras de la zona" y "la cobertura móvil" para las evacuaciones en caso de fuga. (Convergencia no era un partido. Era... ¡¡una organización criminal!!)

Además, Ribó ha asegurado que es necesario crear "un órgano que coordine a los municipios afectados, la empresa explotadora, la Administración del Estado y la Generalitat".


También critica el Sindic que las zonas en las que se encuentran las centrales nucleares, en especial la de Vandellós, son zonas turísticas, llegando a residir en sus inmediaciones más de 110.000 personas "sin la más mínima información" sobre la planta.

Podemos ignora las advertencias

Este mes de julio, el Ministerio para la transición ecológica, bajo el mandato de Podemos, ha autorizado que Vandellós II continúe con su actividad hasta 2030, es decir, diez años más, tras el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear. (Estas chorradas antiespañolas se escuchan en la Universidad de Barcelona... ¡y no pasa nada!)



Sin embargo, cabe recordar que esta central ha tenido, en los últimos dos años, 12 incidentes de diferente gravedad dentro de sus instalaciones, lo que parece que no ha sido relevante a la hora de tomar la decisión sobre la nuclear.

Con esta ampliación de actividad aprobada por los de Pablo Iglesias, la central nuclear superará, por dos años, las recomendaciones de la empresa fabricante del reactor, la americana Westinghouse, que 'recomienda' su uso hasta 2028.

Esto hace que muchos de los vecinos de la Vandellós II estén preocupados por la posibilidad de un nuevo accidente, de más gravedad, en la nuclear, ya que la central se encuentra en el área metropolitana de Camp de Tarragona, y su reactor, en medio de la costa Dorada, se encuentra a menos de 30 kilómetros de Reus, con 100.000 habitantes, y 34 de Tarragona, con 135.000 habitantes. (¡¡Y luego llaman "fachas" a los demás!! Barbaridades como esta suceden cada día en Cataluña)

También, en caso de accidente nuclear, se verían afectadas las zonas de Salou y Cambrils, conocidas por ser puntos turísticos de gran afluencia en Cataluña.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario