Lo que contaba Rocío Jurado de Fidel Albiac avergüenza a Rocío Carrasco

  • Hemeroteca
  • 19-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Laura Abad
Rocio Jurado no era visionaria, pero en cuanto conoció a Fidel Albiac, sabía que aquel hombre haría desgraciada a su hija. Su instinto de madre no falló


Fidel Albiac no le gustaba a Rocío Jurado y lo dijo alto y claro en varias entrevistas. Hoy en Maldita Hemeroteca hemos recogido lo publicado en un periodico de la época. La noticia se refiere a después del accidente que casi le cuesta la vida a Rociíto. Rocío Jurado no veía bien esta relación.

"Rocío Jurado lloró cuando su hija se fue a su piso".  Este era el titular. En la publicación se recogía los miedos que tenía Rocío Jurado, y el mayor de todos era Fidel Albiac. Rocío Jurado, lo culpaba en la intimidad, de los males que sufria actualmente su hija y temía que la separara de su hija para siempre. 



La Jurado no quería volver a vivir lo de Argentona, los meses de distanciamiento ente las dos y las largas ausencias de Madrid. Fidel quería vida y casa en Sevilla y continuos viajes de placer. Eso sí, con su novia corriendo con todos los gastos. Rocío Jurado se quejaba de que se había matado a trabajar durante años para que a su familia no le faltase de nada, y le dolía ver cómo su hija mantenía obsesiva y economicamente a Fidel Albiac.

Rociíto se fue del chalet de su madre para vivir libremente junto al "ocioso andaluz". Antes de despedirse y a causa de Fidel, madre e hija tuvieron una pelea. Rocío Carrasco no se lo pensó ni un momento, quería cortar por lo sano y lo hizo. Apenas 5 días después de que le dieran el alta en el hospital, se fue al piso que habían alquilado cuando tuvo el accidente y estaba cerca de la casa de Rocío Jurado.



Recientemente el diseñador y amigo de Rocío Jurado, Carlos Zapata ha concedido una entrevista a Elnacional.cat. Éste piensa todo lo contrario al resto de colaboradores. Para él, Antonio David Flores y Rocío Carrasco formaron un gran equipo. Sin embargo, tuvieron un mal final. "Yo los veía ideales porque cuando estaban unidos era una pareja enamorada y Rocío Jurado sufrió mucho por el infierno mediático que surgió”.

El íntimo amigo de la más grande desvela que esta, ni ningún miembro de la familia, han querido nunca a Fidel Albiac. No confiaba en él y no lo hizo nunca, pero no le quedó más remedio que aceptarlo por ver feliz a su hija. Desgracidamente para Rociíto todo el mundo veía la verdad, menos ella.



“Rocío Carrasco cambió muchísimo desde que se unió a Fidel, dejó de ser la chica comunicativa que siempre había sido. Jurado aceptó a Albiac porque todo lo que decía la hija lo aceptaba, eso por encima de todo. Nunca iba en contra de lo que su hija dijera", declaró Zapata.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario