Lo ocurrido con Jorge Javier y Rociíto supera todos los límites: lo nunca visto

  • Famosos
  • 15-07-2022 | 21:07
  • Escribe: Laura Abad
Jorge Javier le metió una bronca a Anabel, por llamar Rociíto a Rocio Carrasco, pero él seguía llamándola Rociíto. No se puede ser más ridículo y payaso


Ser hija de 'la más grande' no le ha librado de pasar toda su vida pegada a un diminutivo. Le guste o no (y por lo visto no le gusta nada), Rocío Carrasco ha sido, es y será Rociíto, de igual modo que la Niña de los Peines fue 'niña' hasta que murió con 79 años. Tanto le ha marcado a Rociíto el papel de hija que apenas había trascendido su rol como madre.

Rocío Carrasco está anclada a "Rociíto", ha madurado para algunas cosas, pero sigue creyendo que es aquella niñita que Rocío Jurado y su padre Carrasco adoraban, y no quiere ver que si sus padres vieran en lo que se ha convertido, renunciarian a ella. Una buena hija no abriria la vida de su madre como si fuese un melón y contaría cosas de la vida privada y personal de Rocío Jurado.



En la docuserie cuenta que: "En 1992, Ortega Cano y Rocío Jurado se conocieron en la consulta de un médico. La segunda cita la tuvieron durante la Exposición Universal de Sevilla 1992, cuando ella cantaba para el espectáculo Azabache. El día del cumpleaños de Rocío, él le regaló un reloj Cartier para declararse. Con una inscripción que ponía: "Espero que este reloj no se pare nunca al igual que nuestro amor", y a continuación suelta una carcajada. Según Rociíto: "Ella en ese momento está como una niña de 15 años", refiriéndose a su madre. Dicho esto, se atreve a reirse de los sentimientos que su madre tenía en aquel momento.

Según Rociíto, "No fue una decisión acertada. Porque ella durante el matrimonio ha sufrido mucho. Creo que José no supo valorar a la mujer que tenía, con la que se había casado". Relata que una parte de la familia conocía ciertas conductas del torero con respecto a su mujer. "Yo solo vivía cosas puntuales. Saberlas las sé todas porque ella me las contaba. "Ella me hacía partícipe de todo". Un día, me contó que se quería separar. "Yo no quería verla sufrir. No se lo merecía".



Y ahora viene la Rociíto, víctima y mentirosa: "No me puedo arrepentir de no haber contribuido porque ni siquiera era capaz de dar un paso en mi vida, como para dar un paso en la suya" "En alguna ocasión saqué ese hilito de fuerza y lo hablé con él. Luego ya vino la enfermedad de ella y estábamos todos desquiciados. Algunos más que otros. La situación se convirtió en un horror porque ella tenía lo que tenía.

Vamos a ver, aqui Rociíto mezcla muchas cosas. Rociíto se divorcia de Antonio David Flores, en el año 2001. Conoce a Fidel Albiac en el verano de 1999, cuando ya está separada. Cuando su madre se pone enferma, en el año 2004, ella ya lleva unos años viviendo con Fidel Albiac, y según cuenta, no tiene fuerzas para ayudar a su madre en sus problemas con Ortega Cano.



Que no se enfade la 'Marea fucsia' porque la llamen Rociíto, porque queda claro que la niña solo se ha hecho mayor para lo que le ha convenido. Lo que si le ha crecido y mucho es la maldad y la mala leche.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario