Lo más patético nunca visto: Kiko Rivera y Sálvame se enzarzan a ver quién miente más

  • Famosos
  • 14-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Eva Martín

El hijo de Isabel Pantoja y el programa de Telecinco intentan dilucidar quién es más mentiroso: sin duda, la batalla está reñida




Kiko Rivera ha quedado retratado como un pesetero y un embustero, capaz de vender a su madre para llenarse los bolsillos. Lo sucedido en los últimos días ha hecho pensar a gran parte de la audiencia que la guerra con Isabel Pantoja ha sido solo fruto de un montaje, algo que han defendido incluso en Sálvame, donde en su momento dieron voz al DJ para hacer caja.

Al fin y a la postre, tanto Kiko Rivera como el programa de Telecinco buscaban lo mismo: por eso resulta irónico que ahora se echen basura mutuamente y se acusen de engañar. Todo el mundo sabe que ambos lo han hecho, y además deliberadamente.



Las tetas nuevas de Julia Janeiro desatan la enésima guerra entre Belén Esteban y Jesulín

En Sálvame han intentado quedar como víctimas de las mentiras de Kiko, cuando ellos mismos fueron los que se convirtieron en juez y parte de la guerra familiar con gravísimas acusaciones contra la tonadillera que ahora parece que nunca tuvieron fundamento. Ahora tenemos que comulgar con ruedas de molino y permitir que caiga en el olvido, sin más.



En ese sentido podemos enmarcar lo que este miércoles dijo María Patiño en el plató de Sálvame: "No sé hasta qué punto nos ha tomado el pelo. Kiko jamás ha tenido la intención de poner a la venta su parte de Cantora, jamás ha existido esa intención", aseguró la periodista, que además añadió que su madre estaba en el ajo: "Isabel Pantoja ha estado al tanto en todo momento de que su hijo jamás iba a vender Cantora". ¿Han sido capaces de vender durante más de un año que estaban peleados para forrarse a base de exclusivas primero con la bronca y ahora con la reconciliación? Si es así, ¿Tenemos que creernos que en Sálvame no lo sabían?

Patiño pone en duda el matrimonio de Kiko Rivera

María Patiño tampoco dudó en afirmar que el matrimonio de Kiko Rivera pende de un hilo, y ante esas palabras el DJ sí que quiso responder públicamente en sus redes sociales: "Desde luego chicos estáis perdiendo todo ya. Sé que estáis cortitos de audiencia. Sé que vuestro programa se va al carajo. No me llaméis más que no voy a ir. Pero no mintáis porque esa chica es la mujer del hombre que señalo. El dueño del hotel. Y si, estaba tomándome una copa después de un día de composición, ¿Pasa algo?", preguntó.



De este modo, acusaciones mutuas de mentirosos cuando todos sabemos que solo se mueven por interés, tanto una parte como la otra. Si a Sálvame le interesa por audiencia y dinero volverá a dar voz a Kiko Rivera, aun sabiendo que miente más que habla. Y si a Kiko le hace falta el dinero volverá a ir a Sálvame a vender a quien haga falta, aunque ahora diga que no lo va a hacer. La pela es la pela, y hemos visto al pez morderse la cola tantas veces que ya no cuela.

Sálvame está en el abismo, pero Kiko no debería jactarse de ello porque el programa de Telecinco es parte del negocio con el que se ha ganado la vida desde que tiene uso de razón. Al hijo de Isabel Pantoja le interesa que Sálvame perdure, o en su defecto que siga habiendo programas de televisión que hablen de él, de sus supuestas infidelidades, de su madre, de su hermana, de su prima y de su tío. Cuanta más gente a la que poder vender mejor.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario