Lo del maletero no es nada comparado con esto: Puigdemont se plantea dimitir como presidente de Junts para no ir a prisión

  • Cataluña
  • 06-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
El futuro de JxCat podría depender del el president fugado, quien no parece dispuesto a mantener el liderazgo del partido mucho más tiempo.


A pesar de haberse fugado a Waterloo escondido en el maletero de un coche para evitar ser detenido por haber promovido el procés secesionista de 2017,abandonando así a su suerte al resto de líderes del procés, Carles Puigdemont sigue intentando presentarse como el 'héroe' del independentismo catalán.

Un héroe que se mantiene escondido en Bruselas, justificando su marcha como un 'exilio obligado', mientras que el movimiento secesionista se desmorona en la autonomía catalana ante el cansancio de los ciudadanos con las mentiras pronunciadas una y mil veces por el independentismo.



Así pues, el ex president fugado mantiene que su salida de Cataluña le ha permitido, no sólo crear su rentable 'Consell per la República', sino 'agrandar' el movimiento independentista, asegurando ante todo aquel que quiera escucharle que su función en Waterloo es 'internacionalizar' el conflicto catalán y conseguir apoyos políticos, imaginarios, en otros países.

Los dos supermercados lazis que recaudan dinero para los talibanes del catalán



Una posición muy cómoda y económicamente rentable en la que se encuentra Puigdemont que hace que el líder de JxCat no se plantee, al menos de momento, regresar a España, ni siquiera para hacer resurgir a su partido político, ante el miedo de renunciar a su cómoda vida actual y acabar en una prisión española.

Abandonará JxCat a su suerte

Que Carles Puigdemont tiene un miedo patológico a ir a prisión es algo que ya es sobradamente conocido, tanto por la ciudadanía española y catalana, como por el resto de líderes independentistas, tanto de su partido como del resto de instituciones secesionistas.



Un miedo que hará que el ex president no vuelva a España hasta tener garantías jurídicas y políticas que le aseguren que no será juzgado y condenado por sus delitos cometidos durante su etapa al frente del Govern; algo que es prácticamente imposible, tal y como interiormente él sabe, planteándose abandonar definitivamente cualquier vínculo con Cataluña e instalarse definitivamente en Bruselas.

Un nuevo abandono de la autonomía catalana, esta vez más definitivo, que llevaría a Puigdemont a abandonar incluso JxCat, formación que ya 'le aburre', según fuentes cercanas al fugado, y que no le aporta gran cosa a su vida a Bruselas, a pesar de que la formación, que él mismo creó, sí que necesite su liderazgo para superar su brutal crisis de liderazgo y de apoyo social.



La primera niña nacida en Cataluña en 2022 no es 'catalana' y el odio separatista se dispara 

"JxCat se mueve mejor en el terreno de la confrontación [...] la única forma de resurgir es poner contra las cuerdas a ERC y el Gobierno con el regreso de Puigdemont y su encarcelamiento" insisten a El Español fuentes internas del partido.

Un planteamiento que  no pasa por la cabeza del fugado, quien estaría ya trabajando en su dimisión del partido este próximo febrero para dedicarse íntegramente al Consell per la República, su nuevo 'ojito derecho' político, y su actual fuente de ingresos en Waterloo.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario