¡¡Le ponen precio a la cabeza de Puigdemont!!

  • Cataluña
  • 08-05-2019 | 08:05
  • Escribe: Pedro Riscal

Ofrecen 100.000 euros como recompensa por secuestrarle.


La espiral paranóica en la que vive envuelto Carles Puigdemont le ha llevado a denunciar ante el Parlament una amenaza de secuestro que la cámara catalana ha trasladado a la fiscalía para que intervenga. 

La Mesa del Parlament ha acordado trasladar a la Fiscalía la amenaza de secuestro a Carles Puigdemont que el expresidente de la Generalitat denunció ante el órgano rector de la Cámara, pese a que los letrados se opusieron, han explicado fuentes parlamentarias.


100.000 euros de recompensa

En la reunión ayer la Mesa aprobó llevar esta cuestión a la Fiscalía, con los votos favorables de JxCat y ERC, mientras que Cs y PSC-Units han votado en contra.

Puigdemont envió una carta al Parlament el 9 de abril pidiendo amparo legal a la Cámara por una amenaza de secuestro contra él: "Días atrás trascendió, a través de los medios de comunicación, que un empresario, de nombre Gerard Bellalta, ofrece la cantidad de 100.000 euros como recompensa por secuestrarme", señalaba la misiva.


"Al margen de las acciones que el Ministerio Público tendría que emprender contra alguien que declara públicamente la intención de cometer un delito de esta entidad, que puede incentivar acciones ilegales de espontáneos o de voluntarios de diferente índole, como miembro que soy del Parlament de Catalunya, pido amparo a la Mesa", expuso Puigdemont, y la Mesa acordó pedir un informe a los letrados.

Por qué votaron en contra Ciudadanos y PSC

En ese informe, los letrados del Parlament concluyeron que el reglamento de la Cámara no prevé amparo jurídico para casos judiciales personales como una amenaza de secuestro a Puigdemont.

Afirmaron que el reglamento "no regula actualmente ningún derecho ni mecanismo específico que prevea la actuación de la Cámara para garantizar la protección jurídica" de sus miembros, y esto es lo que argumentan Cs y PSC para votar en contra de que la Mesa lleve este caso a Fiscalía.

Quién es Gerard Bellalta

“Se lo digo a Abascal y especialmente a Casado: si a mí me dejan, en 24 horas tenemos a Puigdemont en la frontera y por su propia voluntad. Lo que cueste esa operación lo pongo yo de mi bolsillo”. Son palabras de Gerard Bellalta, el empresario ferretero y cerrajero que ha puesto precio a la cabeza de Puigdemont.

Bellalta, que ejerce como presidente del círculo de empresarios de Tabarnia, es un antiindependentista declarado que en su momento aspiró a a alcaldía de Vilanova por el partido de ultraderecha PxC y que saltó a la fama cuando escribió un artículo en Alerta Digital dedicado a Quim Torra y titulado "Yo me cago en tu puta madre" en el que le decía "de catalán a catalán, te escupo".

Así se presenta él mismo: “Tengo 57 años. Soy empresario y pertenezco a una familia cuyo origen catalán se sumerge en el siglo XVII. Mis antepasados lucharon junto a Ramón Cabrera i Griñó en el bando carlista y también con el general Franco en la guerra contra el comunismo. He trabajado duro desde muy temprana edad. Tengo una gran mujer y dos hijas maravillosas. Soy catalán de nacimiento y de origen; sin embargo, debo decir, no sin dolor, que hoy me avergüenzo profundamente de serlo y también muy cansado de vivir en Cataluña".

El plan de Bellalta

Bellalta no niega que tiene un plan para coger a Puigdemont de la oreja y traerlo a España. Así se lo explicaba en su momento a El Español: “No te lo voy a contar porque entonces pondríamos en alerta a su guardia pretoriana. No puedo dar esa información. Evidentemente no lo voy a secuestrar, soy una persona de ley. Solamente digo que si me dan permiso y puedo hablar con Puigdemont, lo convenzo de que vuelva. Eso te lo aseguro”.

"Esto se va a hacer bien. Yo no quiero hacer una chapuza, como han hecho algunos yendo a Waterloo para nada. Yo quiero traer a Puigdemont de vuelta a casa para que entre por la puerta grande. Me da igual que me cueste 100.000 que 200.000”, afirma el empresario. "Le diría una cosa que le tocaría tanto, la fibra sensible, pero tanto, que no tendría más remedio que volver. Él mismo, por su propio pie. No cogería ni el avión, vendría en coche. A menos que sea una persona sin ética ni escrúpulos, volvería de inmediato”.

Y entonces pone luz a su plan: “En realidad yo le diría eso que le tengo que decir y él me mandaría a paseo. Entonces yo llamaría a otra persona que de inmediato le convencería de que volviese”.

"Nos llevan a otra guerra civil"

Bellalta reclama “tener la oportunidad de hablar con él, a ser posible por teléfono. Yo estoy harto de llamar a Presidencia de la Generalitat pidiendo su número de teléfono, pero no me lo quieren dar. No voy a hacer una payasada como hizo Boadella, o aquello de Inés Arrimadas. No me costaría ir un fin de semana allí a jugar al golf y encontrarme con él, se lo digo a mi mujer y ya está”.

Bellalta considera que “lo que tiene que hacer Puigdemont es volver y afrontar lo que hay, como está haciendo Junqueras. Quedaría como una víctima, pero ahora ha quedado como un pocavergonya (poca vergüenza). Yo soy catalán de pura cepa y catalanista, pero el mayor mal que hay ahora en España se llama independentismo catalán y lo mal que estamos en Cataluña es culpa suya. Nos va a llevar a otra Guerra CIvil”.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario