Le imponen una “penitencia” al cura vasco que bendecía las calles de su pueblo

  • Sucesos
  • 07-04-2020 | 18:04
  • Escribe: Álvaro Jiménez

La Ertzaintza ha amonestado a un cura que bendecía las calles por el Domingo de Ramos.




Francisco Pinilla, el párroco de la iglesia de San Severino de Balmaseda (Bizkaia), se dedicó a bendecir las calles de su localidad por el Domingo de Ramos pero se llevó una reprimenda de la policía autónoma vasca.

Su iglesia había convocado a celebrar el Domingo de Ramos desde las casas para respetar el confinamiento pero el cura salió a la calle a pesar de la normativa vigente. (La mutación del coronavirus en España levanta ampollas: ¿Se puede acabar con él?)



"Para no tener que salir de casa, la parroquia se mueve. Fran pasará bendiciendo los ramos de los balcones", se podía leer en el cartel difundido por las redes sociales.

A través de dicho canal, la iglesia de San Severino detalló el recorrido que haría el párroco el domingo, lo que puso las cosas más fáciles a la Ertzaintza.



Francisco Pinilla cumplió con su palabra y el Domingo de Ramos a la una del mediodía salió con su sotana y con el agua bendita por las calles del municipio vasco.

A los pocos minutos, según El Correo, un furgón de la policía autonómica vasca se cruzó en su camino y los agentes le amonestaron por no cumplir con el confinamiento.



"A pesar de cumplir todas las medidas de seguridad, me han mandado a casa tras realizar el recorrido a pie", publicó el párroco en su cuenta de Facebook.

"Así que lo único que he podido hacer ha sido subir al Puente Romano y hacer el recorrido del río para bendecir a todo le pueblo desde allí, a la que volvía para casa", ha añadido. (El coronavirus mata más en España. ¡La estadística más dramática!)



El comunicado de la Diócesis de Bilbao

La Diócesis de Bilbao emitió un comunicado poco después en el que excusaba a Francisco Pinilla ya que había comunicado la idea tanto al Ayuntamiento de Balmaseda como a la Ertzaintza. 

El obispado ha difundido un vídeo en el que el párroco muestra a los agentes que le amonestaron el documento con la autorización del consistorio para hacer su recorrido. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario