Lavado de cerebros a nivel máximo: el independentismo intenta eliminar la historia de España

  • Cataluña
  • 20-03-2021 | 09:03
  • Escribe: Redacción

El castellano desaparece de las bibliotecas infantiles catalanas, donde les adoctrinan sobre el 1-O.




La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) ha publicado un preocupante informe sobre la oferta de libros que se encuentra actualmente presente en las bibliotecas públicas catalanas: y es que, según el informe, "de cada 100 ejemplares con temática de historia o política, 96 se refieren exclusivamente a Cataluña, y 4 a España".

Un nuevo movimiento del independentismo dentro de las instituciones públicas, esta vez, enfocado a evitar que existan dos versiones contrapuestas de los hechos históricos más relevantes de España y del mundo, con el fin de que sea el discurso nacionalista catalán el que prime en la lectura.



"La incorporación de nuevos títulos sobre la historia o la organización política de España es residual" critica el estudio, que evidencia que "se relegan los contenidos referidos a España y se incluyen libros que ofrecen una visión de Cataluña coincidente con la del poder nacionalista".

Puigdemont cambia la presidencia del Parlament por el control de TV3



Y, dentro de esta 'selección' de libros, es el 1 de Octubre el que tiene mayor protagonismo, según la AEB: "es especialmente preocupante la introducción sistemática en un gran número de bibliotecas de libros destinados a los sucesos del 1 de octubre de 2017, cuando estos hechos han merecido el reproche de los tribunales".

El adoctrinamiento infantil, desde las bibliotecas

Pero principalmente preocupante es, según este estudio, el hecho de que esta eliminación de la historia de España se produzca en las secciones infantiles de las bibliotecas catalanas, donde también el castellano es perseguido y casi exterminado por completo.



Así pues, en el estudio de las adquisiciones de nuevos libros entre 2017 y 2019, se ha podido comprobar "un fuerte sesgo lingüístico y político en la política de compras", ya que "menos de 3 de cada 10 libros comprados para niños de hasta 12 años, son en lengua castellana".

El independentismo está rabioso: "Europa se sitúa al lado de la represión"



La evolución de los datos demuestra que, desde en 2018, disminuye aún más el castellano en las bibliotecas, estableciéndose así que, "si la media en 2017 era  de un 34%, en los dos años siguientes la media de las cuatro provincias catalanas sólo alcanza el 25%".

"Son libros que, con las píldoras de información necesarias, permiten construir ese relato de agravios de España a Cataluña que coincide con el que describe el programa 2000" señala el estudio, que ve una "política de discriminación del español" en las bibliotecas, que sólo facilita "la exclusión de las referencias" a España en las mentes de los más pequeños.

Facebook Twitter


Deja tu Comentario