Las visitas de Torra a Fuigdemont cuestan 21.000 euros a los catalanes

  • Cataluña
  • 18-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Eva Martín

Quim Torra y los miembros de su Govern tienen que demostrar que Puigdemont sigue siendo importante en el procés y no reparan en gastos




La sinvergonzonería sigue siendo la tónica de los independentistas y en esta ocasión de Quim Torra. ABC ha tenido acceso a dos preguntas del PSC Y PP realizadas en el parlamento catalán. Los dos viajes que Quim Torra realizó a Waterloo en julio y agosto costaron a todos los catalanes 21.675,55 euros.

Quim Torra y los miembros del Govern están afanosos por mantener la fantasía de la importancia que tiene Puigdemont, el primer fugado del procés. Esta fantasía cuesta miles de euros, ya que Quim Torra lo visita regularmente para que todos los indepes se lo crean, cuando realmente saben que la influencia de Puigdemont en estos momentos es la de un símbolo caído.



Hay que reconocer que escenográficamente se lo montan bien, sin tener en cuenta el ridículo que hacen.  En el viaje del mes de julio convocaron una rueda de prensa bajo el lema "Acto de retorno del presidente Puigdemont y para exigir la libertad de los presos políticos". Además de Torra viajaron una comitiva de trece personas, incluido un fotógrafo oficial y cuatro miembros de los Mossos d’Esquadra en calidad de escoltas. Otro disparate innecesario, el viaje del mes de agosto. Torra y su séquito volvieron para ver a Puigdemont y aprovechó su estancia allí para hacer una entrevista con El Punt Avui.

Siguiendo con las ganas de hacer turismo a costa de los catalanes, en el mes de noviembre, Torra pasó la 'cuenta de gastos' por un importe de 19.511,30 euros, gastados los días 10, 11 y 12 en su viaje a Escocia. Visitó a la ex consejera Clara Ponsatí y a la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon. En este viaje le acompañaron 11 personas.



Otro gasto innecesario. ¿Por qué les llaman 'embajadas' cuando son en realidad delegaciones?

Para Maragall, con la inauguración de la 'embajada' en Washington, se deja atrás "un año de oscuridad" en relación directa al 155: "Hoy comienza un día de luz intensa y horizonte amplio, lo que quiere decir presencia y mucho trabajo de Cataluña en EE.UU", según un comunicado de la Generalitat del pasado viernes.

En este viaje le ha acompañado la nueva delegada, Victòria Alsina Burgués, y se han reunido con congresistas y senadores del país americano, aunque no han concretado el nombre de los líderes influyentes de EE.UU con lo que se han visto.



Maragall lleva ya cuatro sedes 'reactivadas' desde que los grupos independentistas recuperaron el control de la Generalitat, tras las elecciones del 21-D. Antes de la de EE.UU. se reabrió la de Alemania, el Reino Unido y la de Italia. A partir de ahora, la Generalitat pondrá en marcha varias fases para abrir sedes en los países bálticos, los Balcanes, los países nórdicos, el Mediterráneo, el centro de Europa, Portugal, Oriente Medio, Sudamérica y Asia.

Está visto que no escarmientan y que siguen con la obsesión de gastar el dinero público. Las llamadas 'embajadas' no sirven para nada, o mejor dicho, sirven para poder recolocar a los amigos de los independentistas. Todos estos gastos innecesarios se podrían utilizar para pagar a los funcionarios los atrasos salariales que llevan arrastrando por culpa de esta comedia independentista.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario