Las víboras separatistas se relamen con el cese de Pérez de los Cobos

  • Cataluña
  • 26-05-2020 | 08:05
  • Escribe: Gonzalo Palacios

La prensa separatista aprovecha para atizar a España y situar a la justicia en la órbita de los intereses de la Guardia Civil.




Diego Pérez de los Cobos, jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Madrid, ha sido objeto de una inmunda venganza por parte de un magistrado, el ministro Fernando Grande Marlaska. Era incómodo y se lo han cargado. Tal cual.

Satisfacción al independentismo catalán

¿Y por qué? Ha perdido la confianza del Gobierno, especialmente por la investigación puesta en marcha por la Guardia Civil por orden judicial sobre las responsabilidades del ministro Salvador Illa y de Fernando Simón sobre la autorización de la manifestación del 8-M. Y disparando contra Pérez de los Cobos se daba también satisfacción al independentismo catalán que no le ha perdonado ni las cargas que se produjeron en Barcelona el 1-O ni sus declaraciones ante el Supremo. ("No ha entendido absolutamente nada". La Guardia Civil está que trina con Marlaska)



De los Cobos no cuenta con la confianza del Gobierno y ha sido despedido de mala manera. Y el Ejecutivo ya sabe que tiene a la Guardia Civil de uñas. El cuerpo entiende que el Gobierno de España ha cedido ante las presiones del Govern catalán que forman ERC y JxCat, hambrientos de venganza contra el hombre que lideró el despositivo que evitó que se consumara el golpe de estado catalán. Se la tenían jurada y les ha llegado el momento de saborear la venganza.

Un delito de prevaricación como telón de fondo

La investigación de la Guardia Civil empezaba a ser comprometida para el gobierno, para su delegado en Madrid, José Manuel Franco, y para Fernando Simón. Por haber permitido el 8-M, en el que participaron 600.000 personas en toda España y 120.000 sólo en Madrid, y previamente un congreso religioso, lo que derivaría en un delito de prevaricación en base a lo expuesto en el informe de la Guardia Civil: es «cierto y seguro» que las marchas influyeron en la difusión del virus.



La cuestión es que Fernando Grande Marlaska reclamó a Pérez de los Cobos información sobre las diligencias que la Unidad de Policía Judicial de dicha Comandancia realizaba por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Plaza de Castilla, entre las que se encontraban las posibles responsabilidades del delegado del Gobierno en Madrid y de las autoridades sanitarias. ( ¡Bajada de pantalones! Sánchez le regala a los golpistas la cabeza del jefe de la guardia civil como premio)

Pero éste se negó a facilitar datos ateniéndose al artículo 15 del Real Decreto 769/97 de Policía Judicial, que obliga a los funcionarios de las unidades de Policía Judicial a guardar «rigurosa reserva sobre la evolución y resultado de las concretas investigaciones que les hubieren sido encomendadas». Y el ministro respondió con un cese fulminante basado en la pérdida de confianza.



Júbilo en las hordas separatistas

La noticia ha sido recibida con júbilo en los medios propagandísticos separatistas. "El hombre que salió a hombros por su gestión de la violencia policial en el referéndum de independencia de Catalunya del 1 de octubre de 2017 y que comandó las fuerzas de orden público de la represión,  a raíz de la que resultaron heridas de diferentes consideración un total de 1.066 personas, no ha podido mantener el cargo de jefe de la Guardia Civil en Madrid", se puede leer en El Nacional.

Y sigue: "El hombre que tuvo a su mando todo el operativo policial del 1-O y que mantuvo durante todo el juicio del Supremo una actitud a veces soberbia y otras arrogante, no solo sobrevivió a aquel episodio de una innecesaria violencia policial sino que fue premiado por sus servicios al Estado. Todo vale para ir contra los independentistas pero, por lo que parece, no todo vale para otras cosas. Porque si algo tiene el coronel De los Cobos es que no engaña: él es la autoridad. ¿A qué viene que Marlaska se sorprenda? No puede ser tan ingenuo." ..."De los Cobos ha abierto una vía de agua y el informe de la Guardia Civil remitido a la juez a espaldas de sus superiores es toda una bomba de relojería retardada. El objetivo, al final, no es otro que establecer la negligencia del Gobierno autorizando la manifestación del 8-M en Madrid cuando ya había suficientes indicios para suspenderla por la covid-9. Jueces y militares, actores invitados de una España desnortada". (Podemos confirma que el gobierno le tenía ganas a De los Cobos: "Debería estar él, y no Trapero, en espera de sentencia")



El separatismo aprovecha para azuzar con saña contra España y su guerra de poderes: "La jueza encargó la investigación penal a la Guardia Civil, que De los Cobos ocultó a sus superiores por orden de la magistrada. Según estas fuentes, tanto el contenido "subjetivo" de este documento como su conocimiento a través de una filtración a los medios son los motivos que hay detrás de la destitución fulminante.". Y ya puestos, cargan también contra la jueza encargada del caso:" La jueza al frente de la investigación no es una desconocida. De tendencia conservadora, miembro de la Asociación de Profesionales de la Magistratura, es hija y hermana de guardias civiles (su hermano es el jefe de la Comandancia de Málaga). Su nombre incluso había sonado entre algunos medios para ser la nueva directora de la Guardia Civil en el último relevo, pero finalmente la plaza recayó en María Gámez. De su tendencia conservadora da fe su paso por la política, como asesora de Rafael Catalá, exministro de Justicia del gobierno Rajoy. Eso sí, también fue la instructora de los casos de los másters de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, a los que puso contra las cuerdas".

Mucha carnaza para las víboras separatistas.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario