Las últimas dos estafas a jubilados que han puesto en alerta a las autoridades: utilizan la pensión y las vacunas para sacarles el dinero

  • Sucesos
  • 13-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Laura Abad

La precaución se convierte en la mejor baza para evitar caer en las continuas tretas de los delincuentes.




Los ancianos se convierten, como norma general, en las principales víctimas de las estafas que circulan, cada vez de forma más frecuente, en las redes sociales, y a través de la telefonía.

Así pues, muchos son los delincuentes que, aprovechando la vulnerabilidad de este sector de la población, crean verdaderas redes estafadoras para llevarse el dinero de los más desprevenidos, ya sea creando una urgencia médica de un familiar, o, como es en este caso, a través de estafas por correo o teléfono.



Una de las actuales estafas más recurrentes es la de la Seguridad Social: una estafa en la que la víctima recibe una carta, presuntamente de la Seguridad Social, con el logotipo de la Tesorería General, en la que se exigen los datos bancarios del ciudadano, bajo el pretexto de una pérdida de información desde la administración pública.

Nuevas pistas pueden llevar al cuerpo de Marta del Castillo más de 12 años después 



"Desde la Seguridad Social nos ponemos en contacto con usted porque es necesario que nos envíen la siguiente documentación, debido a la ley que entró en vigor el mes pasado y debido al ataque informático en los sistemas de Hacienda y Seguridad Social" comunica la falsa carta, interceptada por la policía.

Una misiva en la que los delincuentes no dudan en asegurar que sólo a través del envio de esta información, el ciudadano receptor podrá hacerse con el incremento de la prestación de la jubilación. 



La precaución, el mejor aliado

Del mismo modo, estos delincuentes aprovechan las nuevas tecnologías para hacerse con el control de las cuentas bancarias, y del teléfono móvil, de sus víctimas.

Así pues, los estafadores se ponen en contacto con los usuarios de Whatsapp, con la excusa de que deben facilitarles un código que les permita programar la cita para la tercera dosis de la vacuna del coronavirus.



Un código SMS que ellos mismos han enviado al teléfono de la víctima, consiguiendo hacerse con el control del WhatsApp de la víctima desde otro dispositivo, y teniendo acceso así a toda la información compartida en la cuenta con otros usuarios, ya sea contenido multimedia, números de cuenta, etc.

Una adolescente se salva de ser secuestrada por un gesto viral en TikTok

Estafas ante las que las fuerzas de seguridad mantienen la alerta constante, avisando a los ciudadanos a través de las redes sociales de todas las estafas que se van conociendo, y recordando que la prudencia es la mejor consejera en estos casos, destacando que ni Hacienda ni cualquier otro organismo público se va a poner en contacto a través de estos métodos con los ciudadanos, y que nunca exigirán pagos urgentes o en metálico.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario