Las tres supersticiones de Juan Espadas, el candidato del PSOE en Andalucía

  • Política
  • 09-06-2022 | 21:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El socialista ha demostrado confiar mucho en aspectos más controvertidos


Juan Espadas es uno de los principales candidatos a hacerse con la presidencia de la Junta de Andalucía, a pesar de que sus posibilidades reales de llegar hasta el Palacio de San Telmo son casi nulas debido a la fuerza y sensatez de las propuestas de Juanma Moreno, que está dominando todas las encuestas y que apunta a una reválida de su gobierno, quizá con mayoría absoluta.

Sin embargo, el político socialista es consciente de que todavía queda mucho camino por recorrer. No solo quedan diez días hasta la celebración de los comicios, sino que también sabe que debe deshacerse de la imagen que transmitía la candidata anterior: Susana Díaz. Díaz era heredera directa del dominio socialista endémico en la comunidad autónoma, y representaba el pasado. Espadas intenta hacer olvidar a la que fue presidenta de la Junta de Andalucía con nuevas propuestas y su lucha por hacerse con las llaves del Palacio de San Telmo. No lo está consiguiendo.



Muchos, fuera del PSOE, ven en Espadas una figura continuista de las prerrogativas de Susana Díaz, por lo que Sánchez habría fracasado de nuevo en traer aires de renovación y frescura a la política, en este caso, a la andaluza. Ya había fallado en territorios como Cataluña, donde los independentistas han vuelto a lograr una ajustada victoria en bloque, y a nivel nacional, puesto que su débil figura como presidente está cada vez más cuestionada y exiliada de las quinielas para las próximas elecciones.

Espadas es un andaluz modélico, y su tradicionalismo es una de sus principales bazas con las que apelar al electorado en unos comicios en los que no parece que vaya a tener mayor éxito que su predecesora. En consecuencia, muchos pueden definir al candidato socialista para la Junta de Andalucía como un verdadero 'capillita'. Juan Espadas está prácticamente indisponible para la época de Semana Santa, puesto que es un apasionado de esta celebración religiosa y le gusta empaparse del ambiente y las actividades que se realizan durante estos fastos religiosos: los pasos, las romerías y demás eventos y actos son una de las partes más importantes del año para el candidato socialista.



Otra de sus pasiones y supersticiones es su equipo de fútbol preferido, el Real Betis Balompié. En contra de lo que muchos pensarían, Juan Espadas es un acérrimo seguidor verdiblanco y suele confiar en los pronósticos futbolísticos que se realizan respecto de los resultados de su club favorito, por el que mantiene una constante pelea con el otro lado de la capital sevillana, que se concentra en torno al Ramón Sánchez Pizjuán para animar al Sevilla FC.

Como andaluz de tradición, Espadas ha seguido el camino marcado por uno de sus referentes en política: Susana Díaz. Ambos llegaron a coincidir, mientras Espadas crecía bajo el ala de la 'todopoderosa' presidenta de la Junta de Andalucía, en infinidad de corridas y se brindaban mutuamente toros como gesto de cortesía y apoyo absoluto. Otro de los motivos por el que Espadas es fiel representante de la Andalucía del pasado y que explican muchas cosas, como el absoluto fracaso de Sánchez en todos los niveles y la aplastante victoria de Juanma Moreno en las elecciones pasadas y, probablemente, en las futuras.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario