Las seis cualidades que definen la personalidad de la princesa Leonor: así es la futura reina de España

  • Política
  • 12-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
La Casa Real está en buenas manos y prepara desde ya la sucesión entre padre e hija


Se acercan momentos clave para la institución monárquica. A pesar de que puedan parecer fechas lejanas, el ciclo de confianza de Felipe VI ya prepara algunos de los aspectos relacionados a la sucesión entre padre e hija, conscientes de que la princesa Leonor debe forjar primero el carácter propio de una reina y ser capaz de aguantar la presión de tener el futuro de todo un país descansando en sus hombros.

La evolución en Leonor ha sido más que notoria durante los últimos años. La princesa de Asturias siempre ha sido una muchacha introvertida y bastante tímida, pero el paso de los años y la influencia de otras personas de confianza, como su hermana, han ido abriendo su carácter con el objetivo de Leonor comience a disfrutar más de las relaciones sociales y sea capaz de interactuar con cada vez más personas al mismo tiempo.



La educación y formación académica de un miembro de la Casa Real debe estar a la altura de las circunstancias. Por eso, la princesa Leonor es una de las pocas sucesoras al trono en Europa que estudia en un colegio privado, el Santa María de los Rosales. Esta institución es ya una vieja conocida para la Familia Real, pues ahí también se formó Felipe VI. Además de su futuro en una universidad pública, después del bachillerato internacional que está cursando actualmente, Leonor ha visto centrada su formación en los idiomas. Ha demostrado sus habilidades hablando francés, el inglés y el árabe, teniendo amplias nociones de las lenguas oficiales del Estado: catalán, gallego y euskera.

Su hermana Sofía está siendo fundamental para diversas partes de su desarrollo como persona. Aparte de animarla a abandonar su carácter tímido y reservado, comparten habitación y se han vuelto inseparables con el paso de los años. Este vínculo fortalecido ha permitido a la infanta Sofía convertirse en una especie de consejera de la princesa de Asturias, con la que comparte su amor por los animales y la lucha a favor de la protección del medio ambiente: de su amor por la naturaleza nace también su respeto y cariño por Sara, la mascota de las hermanas a la que Leonor tiene mucho apego. Fue la propria princesa de Asturias la que eligió el nombre para el perro.



Sus apariciones e intervenciones públicas han ido aumentando con el paso de los años. Aunque actualmente no esté disponible debido a que se encuentra estudiando fuera de nuestras fronteras, la princesa Leonor ha vivido un constante aumento de sus apariciones públicas durante los últimos años, especialmente a partir de 2018. Con el fracaso del movimiento independentista, la Corona quiso afianzar el papel unificador de la monarquía enviando a la princesa de Asturias a leer un importante discurso en catalán en el que se incluía un fragmento de la Constitución. También ha sido la responsable de encabezar otros actos públicos este tiempo atrás, como cuando presidió la entrega de los premios Princesa de Girona en 2020.

Leonor también ha desarrollado una fuerte sensibilidad artística que ha ido afinando su creatividad con el paso de los años. Amante confesa del teatro y el ballet, su obra favorita es 'Billy Elliot'. Sin embargo, su formación en diferentes instrumentos musicales hacen ver que la instrucción de Leonor está siendo de las más completas que jamás haya recibido un sucesor al trono en la historia de Europa: su habilidad con el violonchelo solo está comparada con su interés por aprender a cocinar, por lo que pasa largas horas en los conservatorios nacionales y en los fogones del Palacio de la Zarzuela, buscando aprender cómo cocinar de forma correcta hasta los platos más complejos y solicitando la mentoría del personal de cocina del edificio en una de las aficiones más sorprendentes que ha desarrollado la sucesora al trono de España.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario