Las razones por las que el Real Madrid descartó el fichaje de Haaland

  • Deportes
  • 13-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
El delantero noruego finalmente ha elegido fichar por el Manchester City


El Manchester City será el nuevo equipo de Erling Haaland. El acuerdo establecido entre el club inglés y el entorno del jugador noruego tardará días en pasar por todos los cánones necesarios para que se habilite efectivamente su incorporación a la disciplina 'citizen', pero el traspaso ya está cerrado. El Real Madrid, el otro verdadero contendiente en esta pugna, ha dejado ganar al City con el objetivo de centrarse en otros jugadores y apuntarlar diversas zonas de la plantilla que necesitan de recambios o de la incorporación de nuevos jugadores.

Esta ha sido la principal motivación que ha llevado a los directivos del Real Madrid a dejar al City como el único equipo capaz de fichar al punta noruego. La retirada blanca se ha movido en torno a otras razones que han provocado que el fichaje de Haaland carezca de la prioridad que podría haber tenido realmente para el conjunto de Concha Espina



El aspecto económico relativo al traspaso ha sido uno de los principales motivos por los que los directivos del club blanco no han llegado hasta el final en las negociaciones con el traspaso de Erling Haaland. Al alto salario que ha estado pidiendo el punta noruego, se deben sumar las infinitas comisiones que debería abonar el club blanco por la incorporación del delantero. Este elevado coste monetario habría sido inadmisible para el Real Madrid, que ha preferido guardar el dinero disponible para la realización de otros traspasos menos exigentes económicamente.

La buena marcha de Karim Benzema ha colocado al fichaje del punta noruego en una delicada situación. Además, la posible llegada de Kylian Mbappé dejaría solo tres puestos de ataque para cuatro jugadores, por lo que el equilibrio que el técnico italiano debería hacer cada fin de semana sería excesivamente complicado y algún jugador siempre se vería afectado de manera habitual. El incontestable rendimiento de Benzema, que está viviendo una segunda juventud, y su química con un recién despertado Vinícius Jr. conforman la dupla más letal de toda Europa. A este dúo se podría sumar Kylian Mbappé, pero la incorporación de Haaland vería obligado a modificar el sistema para jugar con cuatro delanteros o bien enfrentar a Benzema y Haaland en una batalla por hacerse con la titularidad.



La posible llegada de Kylian Mbappé al Real Madrid con Haaland ya fichado habría sido otro problema para Carlo Ancelotti y el conjunto blanco. Tanto el francés como el noruego buscan liderar el equipo al que decidan marcharse la próxima temporada, por lo que la dificultad de compaginar dos líderes tan jóvenes tanto dentro como fuera del campo habría sido un auténtico trabajo para el técnico italiano, que además, se habría visto obligado a administrar los minutos de ambas estrellas con el objetivo de que lleguen bien físicamente a la fase final de la temporada.

La ambición de Haaland no ha sido problema para el Real Madrid, que le ofrecía un proyecto deportivo completo y con jugadores de una calidad excepcional. Precisamente esa ha sido otra de las razones por las que el conjunto blanco ha descartado finalmente su incorporación: el dinero ahorrado en el traspaso del noruego permite la incorporación de otros jugadores más necesarios que una referencia en ataque, como refuerzos en la zaga y quién sabe si quizá algún centrocampista que permita dar descanso más habitual a los veteranos en partidos de menor importancia o intrascendentes, como los jugados ante el Levante o el Atlético de Madrid las pasadas jornadas de LaLiga.



Finalmente, el aspecto físico del propio jugador ha sido el elemento que ha fraguado la decisión definitiva por parte del Real Madrid. El complicado estado físico de Haaland, que ha sufrido diferentes lesiones a lo largo de esta temporada y le han hecho perderse importantes tramos de la campaña preocupan a los directivos de Concha Espina, que han analizado con diferentes especialistas el impacto que podría tener en el delantero jugar en el club con la máxima exigencia mundial. El caso de Hazard todavía sigue muy fresco en la memoria de todos los madridistas, y nadie quiere cometer ese error nuevamente en el Bernabéu.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario