¡¡Las mujeres y amantes del Chapo convierten su juicio en una telenovela!!

  • Sucesos
  • 28-01-2019 | 08:01
  • Escribe: Redacción

Un día interviene su esposa oficial y al siguiente una de sus múltiples amantes; realmente el juicio contra el narco más mediático del momento se está convirtiendo en un auténtico 'show'




Joaquín Guzmán Lorea, más conocido como el Chapo Guzmán, está protagonizando el juicio del año en Nueva York por dos grandes razones: por ser el capo del cartel de Sinaloa y por ser el presunto narcotraficante con más repercusión del momento. (¡El Chapo 'compró' al ex presidente de México con 100 millones de dólares!)

No obstante, con todos los objetivos de las cámaras siguiendo minuciosamente el proceso judicial, el circo sentimental del Chapo está desviando la atención y convirtiendo el proceso judicial en una novela de auténtico juzgado de guardia.



Emma Coronel, su esposa actual (con esta ya van tres), a la que dio el 'sí quiero' cuando ella tenía 18 años y el 49, es la madre de las gemelas Emaly y María, sus dos últimas hijas reconocidas. (La 'casa de la muerte' en la que el Chapo torturaba y ejecutaba a sus enemigos)

Pero el currículum de Coronel no pasa desapercibido: fue reina de la belleza de la Gran Feria del Café y la Guayaba 2007 (verídico) y sobrina de otro capo, Ignacio Coronel, el 'Nacho', presunto cofundador del cartel de Sinaloa junto al acusado y abatido por el ejército mexicano en 2010.



El juicio

En el juicio que nos ocupa, el Chapo Guzmán, todo un galán, presentó a través de sus abogados una moción para poder abrazar a su esposa oficial pero ésta la rechazó.

Coronel, en una entrevista con Telemundo, contó con cierta ternura cómo vive la dramática situación: “Verlo que sonreía, que se emociona. Es una tranquilidad”, dice, siempre quitando hierro –cuando no negando- todo lo demás y sin dejar de alabar la calidad como padre del presunto narcotraficante más poderoso del mundo. (El negocio del Chapo Guzmán con las FARC: ¡¡Toneladas de cocaína!!)



Una de sus últimas capturas fue por culpa de la mascota que el Chapo le había regalado a sus pequeñas gemelas: un mono llamado Botas que fue avistado por las autoridades mexicanas y les llevó al paradero del codiciado fugitivo. 

Si Coronel representa las sonrisas, como testigo de cargo están las lágrimas de otra mujer de la misma edad, 29 años, pero de estado civil soltera.



Se llama Lucero Guadalupe Sánchez López y es conocida como la Chapodiputada. ¿Por qué? Por su doble labor como amante del capo y legisladora en Sinaloa.

Esa doble vida tan peligrosa la llevó a estar entre rejas en Estados Unidos desde 2017 hasta ahora y con el traje de rea acude ahora a los juicios donde se desquita robando los titulares a todos los demás, llorando a lágrima viva e intentando marcar territorio. (Así metía el Chapo Guzmán su droga en Estados Unidos)

“Hasta hoy estoy confundida porque pensé que estábamos en una relación de pareja”, dijo. Incluso el 'New York Times' le ha dedicado una pieza por sus llantos y sus relatos truculentos sobre tiroteos mientras compartía cama con él desnudo en Culiacán, con huida por un túnel secreto debajo de la bañera incluida.

Y, por supuesto, hay un hijo ilegítimo: “Rubencito”. Nunca los taquígrafos de Brooklyn habían estado tan motivados.

El famoso triángulo amoroso

La más famosa, la actriz Kate del Castillo, formó con el Chapo Guzmán y Sean Penn el triángulo amoroso más imposible jamás pensado. Ella se vino arriba en Twitter y dijo que confiaba más en el Chapo que en las autoridades mexicanas.

Él, pese a estar en busca y captura, no tardó en contactar a la reina de la telenovela con la excusa de un proyecto cinematográfico sobre su vida y hasta le dijo que quería presentarle a su madre. (La trampa 'española' que ha llevado al Chapo Guzman ante la justicia)

Penn se metió en el ajo para hacer el ridículo como periodista en una entrevista infame al Chapo para 'Rolling Stone' y, de paso, se pasó por la piedra a Kate del Castillo, o al menos eso dice ella, que siempre definió al capo como un caballero (que nunca llegó a las manos), pero tiró la artillería pesada contra el exmarido de Madonna.

Con tanto ego desmesurado y afán de protagonismo, a los servicios de inteligencia les costó bien poco atar cabos y dar con la guarida del narcotraficante, según explicó la procuradora general mexicana Arely Gómez.

De aquella detención y su posterior extradición surgió el juicio actual, aunque más que un juicio parece el programa de 'Mujeres, Hombres y Viceversa'. (Piden cadena perpetua para El Chapo)

Facebook Twitter

Deja tu Comentario