Las mentiras tienen las patas muy cortas: Laura Borràs, retratada y esclava de sus palabras

Las mentiras tienen las patas muy cortas: Laura Borràs, retratada y esclava de sus palabras

05/02/2022

| Celeste De Sebastián

Facebook
Twitter

Ella ha hecho lo mismo que criticó en su momento a Roger Torrent, demostrando que los indepes acaban siendo 'cobardes' ante la Justicia.

El diputado de la CUP, Pau Juvillà, era condenado a seis meses de inhabilitación por un delito de desobediencia, al negarse a retirar unos lazos amarillos en su despacho del Ayuntamiento de Lérida.

Una condena, dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ponía en un grave aprieto a Laura Borràs como presidenta del Parlament, que debía obedecer a la sentencia y retirar el escaño de la Cámara catalana al cupero condenado.

Sin embargo, la independentista mantenía, en las últimas semanas, un 'tira y afloja' con la Justicia, negándose a retirar el escaño al cupero hasta que el Tribunal Supremo se pronunciase en firme, siendo muy aplaudida por el resto de secesionistas de la Cámara, y poniendo su propia posición en peligro de desobediencia.

El polémico informe que Ada Colau ha tenido oculto durante meses

Una actitud de desafío de la presidenta del Parlament que, sin embargo,no ha sido más que una brillante puesta en escena de Borràs ante el resto de independentistas y ante los medios de comunicación: así pues, este jueves, Borràs seguía sin aclarar la posición de Juvillà en la Cámara, aunque rechazaba la contabilización de su voto.

"La delegación de voto de Pau Juvillà no consta en las delegaciones de voto que hemos aceptado por este pleno [...] para que la votación no quede contaminada por un conflicto de intereses" defendía la independentista.

Pero la realidad es que la presidenta del Parlament dio de baja como miembro del Parlament al cupero el pasado 28 de enero, tal y como lo requirió ese mismo día la Junta Electoral, sin anunciarlo públicamente al resto de la Cámara.

La cobardía de Borràs

Movimiento de Borràs dentro del Parlament que demuestra la cobardía de la independentista, por no atreverse a continuar con la desobediencia ante la Justicia, y su hipocresía.

Junqueras admite que la independencia está abocada al fracaso

Y es que, hace apenas dos años, era Borràs la que acusaba a su predecesor en el cargo, Roger Torrent, de ser un cobarde que había "aceptado un golpe de Estado" en el Parlament al retirar, en enero de 2020, el acta de diputado al entonces presidente Quim Torra.

"Aceptar quitarle el acta al MHP Quim Torra es aceptar el golpe de Estado" criticaba en aquel entonces la independentista, que sin embargo, ahora ha hecho exactamente lo mismo, negándose a arriesgar su cargo por el cupero Juvillà.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario