Las imágenes hablan por sí solas: Irene Montero evita condenar la violación de una simpatizante de Vox en Reus

  • Política
  • 07-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Blanca Torres

La ministra podemita demuestra con su intervención que no cree en la libertad de prensa, siempre y cuando no responda a sus intereses políticos.




La ministra de Igualdad ha demostrado que su discurso en contra de la violencia contra la mujer, contra el sexismo y contra las agresiones sexuales está únicamente centrado en aquellas mujeres que defienden el Gobierno del que forma parte, dejando 'indefensas' a las mujeres que siguen otras ideologías políticas.

Así pues, la podemita ha evitado condenar la violación sufrida por Judith, una joven de Reus que fue violada por varios hombres a raíz de llevar puesta una camiseta de Vox.



"Se dirigía hacia el instituto Vila-Seca, en Reus. Cuando se disponía a entrar en el parking de zona azul delante de la biblioteca, dos chicos desde atrás se le dirigieron diciéndole 'esa camiseta te la tienes que quitar', 'si no se la quita ella se la quito yo'" relata la denuncia.

Ayuso sonroja a Yolanda Díaz: el mayor zasca que se recuerda por la caída del paro



Tal y como ha asegurado la joven, a esos dos chicos se unió un poco más tarde un tercero, todos "árabes", que la empujaron a una furgoneta, agarrándola del cuello, donde "le dieron un golpe en la cabeza", haciendo que "perdiese la noción del tiempo". Momento que aprovecharon sus agresores para "manosearla" e introducirle un objeto haciéndole mucho daño por vagina y ano.

Condena a la libertad de prensa

"¿Condena usted la violación de una simpatizante de Vox en Reus?" preguntaba un periodista de 'Estado de Alarma' a Irene Montero, quien ralentizaba sus pasos para responder la pregunta.



Una respuesta que sorprendía al periodista, ya que, a pesar de lo sencilla que habría sido la respuesta esperada, Irene Montero decidía omitir el rechazo a la violación de Reus para cargar contra la prensa.

"Condeno el fascismo" respondía Montero "el fascismo que se ejerce desde los medios de comunicación que intentáis aprovechar ese hueco para dañar la democracia. Lo condeno firmemente y creo que nuestra democracia necesita ser defendida de personas que utilizáis el periodismo para difundir bulos y noticias falsas".



Marlaska recibe su merecido: silbidos y abucheos allá por donde va

Palabras que volvía a repetir poco después, al mismo periodista, después de que éste recriminase a la podemita condenar la 'libertad de prensa' y la 'pluralidad de los medios de comunicación', respondiendo la ministra que algunos medios de comunicación llegan a "normaliza el discurso del odio de la extrema derecha".

"Creo en la libertad de prensa, en lo que no creo es en el fascismo, y en quienes utilizáis el periodismo para difundir bulos, noticias falsas, y para normalizar el discurso de odio de la extrema derecha" contestaba la ministra, que seguía sin condenar la violación de Reus.

Un discurso de "odio" que ella misma demuestra desde su formación, evitando condenar aquellos delitos contra la mujer que se producen contra mujeres fuera de Unidas Podemos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario