Las graves adicciones de Kiko Matamoros le llevaron a situaciones insólitas

  • Hemeroteca
  • 20-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Macarena Moreno

El colaborador confesó llevar 50 años consumiendo estupefacientes




A principios del 2021 Kiko Matamoros cambió de rol y se sentó en el sillón de los invitados para ofrecer una entrevista en 'Sábado Deluxe'. 



Allí el colaborador se abrió en canal y aparte de hablar de los frentes que tenía abiertos por aquel entonces, también se sometió al polígrafo de Conchita para hacer público un secreto que llevaba guardando años

Este era nada más y nada menos que su adicción a los estupefacientes



"Yo soy cocainómano desde los 15 años. Soy cocainómano para toda la vida". Una confesión que sorprendió al público y con la que mostró a todos sus seguidores el gran problema de salud que sufría. 

Kiko continuó explicando: "Cuando empecé con Marian levanté el pie porque ella no era consumidora. Ella no lo soportaba. Antes de Marian mi consumo desde el punto de vista médico era muy poco aconsejable". 



Una situación que tiempo después empeoró cuando empezó a salir con Makoke: "Cuando empecé con Makoke fue la etapa más larga, el consumo de cocaína era algo habitual. Sucedieron episodios desagradables y complicados desde el punto de vista legal. La droga no ha condicionado mi vida, pero me ha traído aprietos legales. Llegó a condicionar incluso mis relaciones sexuales, es decir, si no consumía no me apetecía absolutamente nada". 

Pero lejos de quedarse ahí la cosa, el actual novio de Marta López hizo saber al público que intentaron asesinarle introduciéndole un producto en la cocaína para deshacerse de él. 



Y gracias al chivatazo que le dieron por parte de su camello, Kiko pudo salvarse, contar tranquilamente la historia e incluso adelantar que finalmente se enteró de quién hizo el encargo. 

Por lo que después de la transcedencia que tuvieron sus palabras, el madrileño volvió a realizar una entrevista, esta vez para el periódico 'El Español' donde contó cómo se comportaba durante algunos episodios en los que consumía. 

Este relató que durante los 50 años que llevaba tomando estupefacientes nunca la droga llegó a consumirlo y que cuando la tomaba por la noche conseguía leerse un libro entero.

Además, Kiko confesó haber tenido alguna reacción violenta diciendo: "Yo tenía un coche descapotable e iba con mi novia. Se acercó un chico, tocó el cristal y dijo: 'Oye rubia, me gustaría mucho comerte algo'. Le crucé el coche delante y le enchufé con el puño".

Unas confesiones que el programa 'Socialité' recogió y de las que María Patiño hizo saber que se trataba de experiencias que para nada eran dignas de imitar aunque él asegurara tener el control sobre los estupefacientes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario