Las fotos de Mariló Montero desnuda amargan la boda a Gustavo González y María Lapiedra

  • Medios
  • 12-01-2022 | 09:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios
El Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid ha condenado a los fotógrafos Diego Arrabal y Gustavo González


El Juzgado de Primera Instancia número 35 de Madrid ha condenado a los fotógrafos Diego Arrabal y Gustavo González a pagar una indemnización de 340.000 euros a Mariló Montero y a una amiga por fotografiarlas desnudas, según ha explicado El Confidencial.

La justicia ha condenado a los dos conocidos paparazzis por intromisión ilegítima en su derecho a la intimidad y al honor por unas fotos tomadas a la periodista en topless durante unas vacaciones en las Islas Maldivas y Bora Bora. Ahora, tendrán que pagar la citada cantidad de dinero.



Gustavo González, amenazado a punta de pistola. ¡¡Sale a la luz el mayor incidente de su carrera como paparazzi!!

El juez ha determinado que los paparazzi, dueños de la agencia Código Press, persiguieron y fotografiaron sin su consentimiento a Montero cuando estaba de vacaciones con una amiga. Asimismo, la sentencia ha detallado que ambos difundieron las imágenes sin la parte de arriba del bikini sin su permiso.



Este caso se ha convertido en la mayor sanción por intromisión en el derecho a la intimidad y el honor de la historia judicial española. El proceso judicial se ha dilatado durante seis años y las fotografías se realizaron en el verano de 2014, hace casi ocho años.

Los paparazzi fotografiaron a Montero y a sus hijos en la cubierta de un barco que alquilaron y publicaron las fotos de ella en bikini, sin su consentimiento. Unos meses más tarde, en la Semana Santa de 2015, volvieron a fotografiar a la periodista con una amiga en Bora Bora.



Las imágenes tuvieron una gran repercusión mediática y supusieron "un gran sufrimiento y humillación para Mariló Montero, que vio claramente vulnerada su intimidad". A raíz de ello comenzó el proceso judicial que terminó a finales del 2021.

Gustavo González, envuelto en una trama de espionaje a famosos



Gustavo González se lleva un duro golpe tras su boda con María Lapiedra 

Gustavo y María ya son marido y mujer. La conocida pareja celebró su enlace el pasado viernes, 7 de enero, en una ceremonia que tuvo lugar en el ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt en Barcelona y estuvo oficiada por la jueza de paz de la localidad del Maresme barcelonés. 

Su 'regalo de boda' no ha sido otro que esta sentencia en la que Gustavo González sale gravemente perjudicado. Ahora tendrá que abonar la citada cantidad a la conocida presentadora de televisión a la que fotografió sin permiso haciendo topless durante una de sus vacaciones. La luna de miel se le ha amargado al paparazzi y colaborador de televisión, que esperaba pasar unos días tranquilos con su mujer.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario