Las dos versiones (a cuál peor) sobre el bochornoso encuentro secreto de Ábalos con la número 2 de Maduro

  • Política
  • 25-01-2020 | 23:01
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Pedro Sánchez no saludó a la chavista, por consejo de la Ministra de Exteriores.




Tras la polémica generada por Pablo Iglesias al considerar a Juan Guaidó un "importante personaje de la oposición", llega una nueva polémica a las relaciones exteriores de España.

Y es que el pasado lunes por la noche, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, mantuvo un encuentro con Delcy Rodríguez, la número 2 del Gobierno chavista de Nicolás Maduro, en el aeropuerto de Madrid.



Rodríguez, que volaba en el vuelo TC AKE, desde Caracas a Madrid, exigió ver "a alguien del PSOE" según informa El Mundo.

La reconocida chavista tiene prohibida la entrada en cualquier país de la Unión Europea, por lo que el ministro Ábalos se reunió con ella en la terminal ejecutiva de Barajas.



Eso sí, Ábalos mantiene que sólo acudió al aeropuerto a buscar al ministro de Turismo, Félix Plasencia, y que cuando subió al avión, "a instancias del ministro de Turismo, me pidió si no me importaba saludarla".

"En esas circunstancias, o sé cómo reacciona cada uno pero, en mi caso, la saludé, nada más" - bueno, algo más sí. Le transmitió que "lamentablemente, no puede pisar el territorio español".



Las versiones se contradicen

La periodista Ibéyise Pacheco ha deslevado que, según fuentes diplomáticas, el encuentro entre Ábalos y Rodríguez fue organizado, hasta el mínimo detalle, por Pablo Iglesias.

Así pues, el vicepresidente organizó el encuentro con la chavista para que se produjera antes de la llegada de Juan Guaidó a Madrid, planeando que la chavista se reuniera en el avión con Pedro Sánchez. ("Aguar el delto de sedición es  invitarles a que lo hagan todos los fines de semana")



"El plan acordado entre Delcy Rodríguez e Iglesias, según conversación telefónica, era reunirse también con Pedro Sánchez" -afirma la periodista- "Esta posibilidad fue expresada por Iglesias, quien le aseguró que Sánchez ya había aceptado".

Fue la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien desaconsejó y evitó que el Presidente conversara con la chavista, enviando a Ábalos en su lugar.

La periodista afirma que, a pesar de conocer que se violaban las sanciones impuestas por la UE a Rodríguez, ésta "sí bajó del avión y fue escoltada por la seguridad aeroportuaria a un salón donde se encontró con el ministro, detallan las fuentes diplomáticas", esquivando los controles de inmigración gracias a las influencias de los políticos de PSOE y Podemos. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario