Las dos opciones que baraja el fugado Puigdemont tras la sentencia del Supremo: ¿Desafío e investidura o rendición?

  • Cataluña
  • 15-10-2019 | 11:10
  • Escribe: Pablo Ruiz
Quim Torra valora presentar su dimisión para investir a Puigdemont y el fugado asegura que se presentará ante la Justicia belga por la euroorden


Tras la sentencia del Tribunal Supremo a los golpistas, JxCat valora diferentes opciones para seguir en el poder desafiando al Estado.

Para ello, Quim Torra se plantea dimitir como presidente para que JxCat proponga la investidura del fugado Carles Puigdemont.



De este modo, el partido separatista aumentaría su desafío al Estado español y colocaría a ERC en una difícil tesitura.

Sin embargo, Roger Torrent, el presidente del Parlament, no quiere saber nada de la investidura de Puigdemont, investidura que defienden JxCat y la CUP.



Torrent está llamado a ser el candidato de ERC en las próximas autonómicas y no quiere tener que enfrentarse al expresidente fugado.

Torra siempre ha dicho que se considera un presidente sustituto y se lo ha tomado al pie de la letra condenando a todos los catalanes a un desgobierno total.



Además, si Puigdemont es detenido y encarcelado en España nada impediría que fuese elegido presidente de Cataluña, pues sus derechos políticos estarían intactos hasta que se dicte su sentencia.

Una rendición a destiempo

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se presentará ante la Justicia belga cuando se le convoque, según ha asegurado su abogado Paul Bekaert, quien ha afirmado que el líder independentista "no se esconderá" y colaborará con las autoridades belgas en el proceso sobre la ejecución o no de la orden europea de detención y entrega activada este lunes por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.



"Hablaremos con la Fiscalía y mi cliente irá al juez si es invitado a hacerlo. No se esconderá, colaborará con la Justicia belga. Él confía en la Justicia belga, por eso está en Bruselas", ha expresado Bekaert.

El abogado ha asegurado que el Ministerio Público belga no le ha notificado aún la activación de la euroorden, aunque fuentes de este organismo han confirmado la recepción de la misma.

Bekaert ha señalado que "nunca" es "optimista o pesimista" ante un caso de orden europea de detención y entrega, pero sí que ha asegurado que esta tercera euroorden "no es más difícil" que las dos anteriores porque en el juicio del 'procés' en el Supremo "se han confirmado que se han vulnerado los derechos de defensa".

"Si el presidente (en referencia a Carles Puigdemont) fuese enviado a España, tendría un juicio que no respeta los derechos de defensa", ha defendido.

Bekaert ha recordado, en todo caso, que la Justicia belga debe valorar para tomar una decisión sobre la entrega del líder catalán si su orden constitucional contempla delitos equivalentes a los de sedición y malversación de fondos que imputa Llarena a Puigdemont. También examinará si su cliente tendrá un juicio justo si es extraditado.

En cualquier caso, la decisión que tomen los jueces belgas podrá ser recurrida, primero, ante el Tribunal de Apelación y, posteriormente, ante el Tribunal de Casación.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario