Las dos fotografías que guarda Pedro Sánchez en su despacho

  • Política
  • 16-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El presidente del Gobierno tiene cerca estas dos instantáneas polémicas


Pedro Sánchez es uno de los protagonistas de la actual vida política española, aunque esté siendo en contra de la voluntad de muchos españoles, cuya tolerancia hacia el presidente del Gobierno ha ido decreciendo con el paso del tiempo y la sucesión de eventos y decisiones que nadie se esperaría que Sanchez tomaría desde su despacho de La Moncloa.

Es la realidad: al socialista se le acaba el tiempo en la casa de Gobierno de los españoles, y las previsiones parecen apuntar a que no repetirá mandato una segunda vez. El desgaste sufrido durante su primera legislatura parece que ha terminado por hartar a los españoles, que buscan desesperadamente el fin del Gobierno del líder socialista con el objetivo de colocar en La Moncloa una alternativa mejor que el presidente actual.



Son muchos los detalles que exasperan al electorado español sobre Pedro Sánchez: sus volantazos y cambios constantes de opinión, sus continuados fracasos en política internacional y sus cuestionables pactos dentro de nuestro país para aprobar leyes y mantener su dominio sobre el sistema español en general son los tres aspectos más chirriantes de un presidente del Gobierno que ha ganado a pulso el galardón del gobernante menos carismático de todos los tiempos.

Aun así, este no era el objetivo principal de Sánchez, que llegó hasta La Moncloa precisamente gracias a eso: al carisma. Con su caída en desgracia como líder socialista en 2017, Sánchez tomó un coche modesto en una verdadera acción de márketing político y recorrió todo el territorio nacional para recabar el apoyo absoluto del electorado socialista.



Varios años después, la maniobra funcionó a la perfección, y Sánchez por fin ocupa el puesto al que siempre aspiró. Y lo hace de una manera realmente peculiar y cuestionable. Pero uno de los detalles que más llaman la atención de su zona de trabajo, siempre y cuando el presidente se presta a tal esforzada empresa, son las fotografías que adornan su escritorio.

Felipe González y John F. Kennedy son dos de los referentes políticos para Pedro Sánchez, que estaban en su despacho en Ferraz y que, presumiblemente, también se habrán 'mudado' a La Moncloa con el político socialista. A pesar de tener a estos dos hombres excepcionales como referencia, Sánchez ha hecho y está haciendo poco o nada por parecerse a ellos e intentar igualar sus méritos.



Su pérdida progresiva de altura política le está pasando factura, y las figuras de Felipe González y John F. Kennedy parecen habérsele quedado grandes al actual presidente del Gobierno, que con el paso del tiempo está cada vez más lejos de repetir mandato y alargar su estancia en La Moncloa.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario