Las dos aficiones 'desconocidas' de Nadia Calviño, la vicepresidenta del Gobierno

  • Política
  • 02-07-2022 | 08:07
  • Escribe: Enrique Sanz
La política socialista libera tensión con estos dos pasatiempos


Nadia Calviño es la actual vicepresidenta primera del Gobierno y la ministra de Economía del Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. El cargo de responsable de la cartera de Economía lleva desempeñándolo desde el principio, cuando Sánchez ganó la moción de censura en verano de 2018 y ascendió a La Moncloa. Es una de las pocas políticas que ha resistido los infinitos cambios de gobierno y retoques que Sánchez ha acometido a lo largo de casi cuatro años, con el objetivo de contentar a unos caprichosos y cuestionables aliados políticos que han traído desgracias a los españoles.

Calviño asumió la vicepresidencia primera en 2021, con todo el caos generado por la abrupta salida de Pablo Iglesias del Ejecutivo y su fracasada campaña por hacerse con la presidencia de la Comunidad de Madrid. Desde entonces, se ha mantenido al lado de Pedro Sánchez, no sin una buena ración de críticas al presidente, para intentar reforzar un proyecto político condenado al hundimiento.



La actual ministra de Economía tiene dos curiosas aficiones a las que recurre cuando necesita aliviar el estrés que le produce la vida política. Una de ellas es el cine, pero Calviño siempre ha señalado que las grandes producciones actuales no le interesan, y prefiere refugiarse en las películas de otras épocas, más concretamente, las producciones cinematográficas creadas durante los años 50 en otros países como Estados Unidos.

La música tiene, sin duda, un papel fundamental en la vida de Nadia Calviño. La vicepresidenta primera es una aficionada a este pasatiempo, e incluso ha ido aumentado su implicación en él a lo largo de los años: ha complementado una formación basada puramente en las Ciencias Económicas con su gusto y pasión por el piano, un instrumento que tiene hipnotizada a la ministra de Economía de nuestro país.



La lectura y la pasión por la naturaleza son otras dos aficiones, aunque de menor calado, de las que Calviño disfruta con asiduidad. Su libro favorito es el aclamado 'Patria' de Fernando Aramburu, y elige la sierra de Gredos o Las Médulas cuando planea una escapada a la naturaleza para liberarse del estrés y la responsabilidad que supone la vicrepresidencia primera del Gobierno y la cartera de Economía de España.

Además de la literatura española, Calviño gusta de otros éxitos literarios fuera de nuestras fronteras, como Stefran Zweig, Sándor Marái y Alan Bennet. Estos autores completan la lista de aficiones de la ministra de Economía y vicepresidenta primera de nuestro país, Nadia Calviño, una de las políticas más veteranas en el Ejecutivo de Pedro Sánchez y que parece que aguantará hasta el hundimiento final del gobierno de coalición comandado por el líder socialista.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario