Las confesiones del compañero de celda de Jordi Sánchez en Soto del Real

Las confesiones del compañero de celda de Jordi Sánchez en Soto del Real

03/04/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

Los demás reclusos del penal madrileño estaban hartos de los discursos independentistas

La situación de los presos condenados por la sentencia que juzgó los hechos del 1 de octubre de 2017, coincidiendo con el punto álgido del 'procès' catalán, parece estar lejos de resolverse. A pesar de los indultos concedidos por Pedro Sánchez, quizá estos deban ser revocados si los condenados vuelven a incurrir en actividades directamente implicadas con el establecimiento de la independencia en Cataluña. Uno de estos nombres es el de Jordi Sànchez, encarcelado en Soto del Real y que salió a la calle aprovechando el indulto que le concedió el Ejecutivo del político socialista.

Consecuentemente, el presidente de la Asociación Nacional Catalana fue destinado al módulo 1 de Soto del Real, el más tranquilo de la prisión. En esta localización están cumpliendo su condena los presos mayores de 45 años y sin delitos de sangre, por lo que el riesgo de sufrir algún percance es prácticamente nulo. Pero el compañero de celda de Jordi Sànchez no sabía lo que le esperaba

Durante la estancia de Sànchez en el penal, tuvo que compartir celda con Rodolfo Cachero, un empresario minero asturiano condenado por una amplia gama de delitos fiscales, estafas a la Hacienda pública y evasión de órdenes de arresto y busca y captura. En un principio, la convivencia en la celda de Soto del Real parecía transcurrir con normalidad, hasta que a Sànchez se le ocurrió denunciar a los presos del módulo por conductas contrarias al reglamento interno de las prisiones españolas. Asustado, pidió el traslado. Cachero lo solicitó después, harto de una situación límite.

Lejos de ser un preso violento y de edad avanzada, más de 70 años y con una estancia en el sistema penitenciario de casi ocho, Cachero ha sabido aguantar todo tipo de presos. Pero no podía soportar a Jordi Sànchez. Los denunciados por el preso catalán habrían respondido a sus acusaciones tildándole de "chivata" y acompañando su estancia en Soto del Real con canciones como el himno de la Legión y los grandes éxitos de Manolo Escobar

La insostenible situación a la que Cachero se tenía que enfrentar todos los días desde la celda que compartía con el independentista le llevó a pedir el traslado, que finalmente le fue concedido. Cachero alegó que "soportar la matraca con el tema del independentismo" de Sànchez le suponía "una doble condena" que le estaba minando física y psíquicamente. Una de las frases que lanzó a los funcionarios del penal al solicitar el traslado fue la siguiente: "Ya no puedo más".

Las constantes provocaciones a las que Cachero se veía indirectamente sometido por compartir celda con Jordi Sànchez, a día de hoy en la calle, eran insportables para un preso que jamás había mostrado disconformidad en su estancia en el penal, a pesar de sus contantes fugas de la Justicia en el intento de evitar su entrada en la cárcel.

Mientras Cachero continúa en Soto del Real, Jordi Sànchez sigue trabajando a escondidas por el independentismo, a pesar de haber renunciado ayer mismo a la secretaría general de JuntsxCat, una de las principales fuerzas políticas independentistas que sostienen el gobierno de la Generalitat en un precario equilibrio que se podría venir abajo en cualquier momento.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario