"¡¡Las cloacas están colapsadas!!" Torra pide la dimisión de Borrell por el caso del espionaje

  • Política
  • 10-07-2019 | 13:07
  • Escribe: Gonzalo Palacios

"Borrell debe decir cuánto ha gastado, qué fondos reservados ha utilizado y a quién ha espiado aquí y en toda Europa", ha dicho Alfred Bosch, conseller de Acción Exterior de la Generalitat.


El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha acusado este miércoles al ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, de espionaje y ha anunciado que pedirá su dimisión: "No es que las cloacas del Estado vayan llenas, es que están colapsadas".

Con el asunto del espionaje a las ficticias embajadas catalanas, Torra ya ha encontrado otro argumento al que agarrarsae para justificar su tradicional y popular victimismo como única arma para hacer política.


Durante la sesión de control en el pleno del Parlament, Torra ha contestado de este modo al presidente del PP en la Cámara, Alejandro Fernández, en referencia a que el Gobierno tiene información reservada sobre la actividad de tres delegaciones de la Generalitat en el exterior, según la información que la Abogacía del Estado ha incorporado a la causa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para su cierre, como solicita el Ministerio.

"La represión en España ha llegado a un punto intolerable"

"La represión en este Estado está llegando a un punto intolerable", ha zanjado Torra, que tras la sesión de control se ha reunido con el conseller de Acción Exterior del Govern, Alfred Bosch, para estudiar las medidas que el Ejecutivo catalán llevará a cabo contra Borrell.


En respuesta al presidente de JxCat en la Cámara, Albert Batet, el presidente catalán ha lamentado que con los socialistas al frente del Gobierno central --en funciones-- "las cloacas del Estado actúen con una impunidad como lo han hecho siempre, pero todavía más desbocadas".

Internacionalizarán el asunto

"Se han pasado de frenada. Han espiado a delegados, a diputados y a periodistas de otros países extranjeros. Ahora se tienen que asumir responsabilidades", ha advertido, Torra que también ha anunciado que darán cuenta a las cancillerías europeas y a los eurodiputados de la actuación que achacan directamente a Borrell.



Para Torra, esta actuación que denuncia supone una "persecución de las ideas porque se les perseguía e investigaba solamente por lo que iban a explicar o a defender sobre la independencia" e insiste en que el Govern tomará medidas por ello.

"Basta de perseguir delitos de opinión en una presunta democracia. No nos quedaremos quietos ni callados. Tendrá toda la reacción del Govern de Catalunya y espero que toda esta cámara dé su apoyo", ha exigido.

Durante su intervención en el pleno, el presidente de ERC, Sergi Sabrià, también se ha referido al asunto: "Ahora nos encontramos que espían a los rivales políticos. Costaría de creer si no fuera porque ya lo hemos visto todo".

Alfred Bosch pide la dimisión de Borrell

Por su parte, el conseller de Acción Exterior, Alfred Bosch, ha llamado este miércoles al ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, a asumir responsabilidades y "si es necesario, deberá dimitir", argumentando que el Gobierno tiene información reservada sobre la actividad de tres delegaciones de la Generalitat en el exterior, según la información que la Abogacía del Estado ha incorporado a la causa que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para su cierre, como solicita el Ministerio.

"Borrell debe decir cuánto ha gastado, qué fondos reservados ha utilizado, y a quién ha espiado aquí y en toda Europa. Borrell debe dar la cara y asumir responsabilidades por lo que conocemos. Y si es necesario, deberá dimitir", ha recalcado en la sesión de control a los consellers en el Parlament.

Para Bosch, detrás de todo esto está Borrell, que se perfila como futuro jefe de la diplomacia europea: "Es otro caso grave de espionaje, en lo que es un escándalo democrático en el que se utilizan recursos y cloacas del Estado".

Según el conseller, el Gobierno ha "seguido y perseguido, como mínimo" a los delegados de Londres, Berlín y Ginebra así como a miembros del Govern y cargos electos de toda Europa con el objetivo --ha opinado-- de coartar la proyección internacional de Cataluña.

Bosch ha defendido que el trabajo que llevan a cabo las delegaciones es "legal, legítimo, democrático y necesario, porque si Cataluña no se internacionaliza, pierde peso y fuerza en un mundo global como es el del siglo XXI".

"Se quiere prohibir que hablemos cuando nos preguntan sobre nuestro posicionamiento sobre Cataluña, un trabajo que es necesario y obligado. Se quiere prohibir la verdad", ha lamentado

Facebook Twitter
Deja tu Comentario