Las claves por las que Vinicius ha pasado de ridiculizado a top mundial: Zidane no tenía toda la culpa

  • Deportes
  • 16-11-2021 | 21:11
  • Escribe: Cristina Martínez

De ser el más cuestionado al más alabado, de contar con pocos minutos a jugar los 90’, de ser un lastre al eje central del equipo. No hace falta nombre y apellidos, todos sabemos de quién hablamos




Tras la marcha de Zidane como entrenador del Real Madrid, Vinícius Júnior ha dado un cambio de 180°. Esta mutación del '20' ha repercutido mucho en la imagen que se tenía del extremo izquierdo, pero más en la que Zizou deja tras su paso como entrenador del club merengue. Todo un villano para los seguidores de Vinícius, que ven a Ancelotti como su antagonista, como el héroe de aquel desamparado chiquillo que la temporada pasada calentaba el banquillo más de la cuenta.

Sin embargo, pese a las malas lenguas, no toda la culpa es de Zidane. Del ninguneo al estrellato. Poco más para describir la evolución del futbolista brasileño. El ascendiente de Vinícius en el juego del Madrid no para de ensancharse y su metamorfosis ha callado a todos los detractores. Desde su llegada al club blanco, su fútbol despertaba una curiosidad que ha ido en aumento paulatinamente.



La operación Haaland ya está en marcha: Mino Raiola ha recibido el mensaje de Florentino

Su fichaje suponía una apuesta por la velocidad, el regate y la juventud, pero sus erráticas decisiones siempre le dejaban con la miel en los labios ante la portería. Causa principal por la que Zidane quemó en la banca a James y a Bale en lugar de dar la oportunidad que el brasileño necesitaba. Pero como caído del cielo, un ángel vino a visitar a Vinícius. Con la llegada de Ancelotti, todo cambió para el extremo izquierdo.



Todo, claro, gracias al esfuerzo que el pupilo mostraba ante su nuevo maestro. Los minutos del jugador en el verde cada vez eran más y el gol se resistía menos. No se trató de una eclosión colosal e inminente, pero supo conquistar poco a poco a la hinchada del Bernabéu. Los juegos comenzaron a ser más vistosos, expansivos y únicos. Un control que lo hacía excepcional, que elevaba al nivel de maravilla el verlo jugar en el campo y que permite a día de hoy considerarlo como el galáctico del Madrid.

Zidane no es el único responsable

Un contraste que lleva indudablemente a separar entre víctimas y verdugos. Sin embargo, antes de bienaventurarse y señal con el dedo acusador debemos preguntarnos si realmente toda la culpa es de Zidane. Las lecturas superficiales suelen llevar a confusiones erróneas y en este caso no es menos.



Sí, es cierto que en muchas ocasiones Zizou no apostó por Vini en los partidos más decisivos, pero quizá en aquellos momentos la experiencia y la madurez brillaban por su ausencia. En la actualidad, el cuento ha cambiado y los números hablan por si solos.

Como para cualquier joven veinteañero, los cambios están a la orden del día. Y estar en el foco de todas las burlas no ha sido fácil para el brasileño, pero gracias al trabajo duro y a la ayuda externa de psicólogos, familia y compañeros, ha ganado mucha confianza.



El Real Madrid activa la 'operación Superliga': el plantillón que sueña Florentino Pérez para pasearse por Europa

Algo que se refleja en el campo. Quizá Ancelotti solo haya estado en el momento y lugar correctos para llevarse todas las flores. Al final todo parece un camino de rosas y uno se queda con lo más sustancial, pero la perspectiva nos demuestra, una vez más, que no llega más rápido el que más corre. Y aún queda mucho por recorrer.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario