Las claves de la humillante primera derrota de la selección de Luis Enrique

  • Deportes
  • 16-10-2018 | 09:10
  • Escribe: Sergi Concha

España sufrió una dolorosa derrota ante Inglaterra (2-3) que deja algunas carencias al descubierto


España sufrió una dolorosa derrota anoche en el Villamarín tras una inmaculada racha con Luis Enrique. Una primera parte magistral de Inglaterra sacó los colores a un equipo que pecó de relajación e hizo aguas en defensa. La tardía reacción ya no sirvió para más que maquillar el resultado y poner un 2-3 que agranda a los ingleses. 

El inicio del partido ya daba muestras de lo que podía acabar siendo. Inglaterra mordía con espacios y España no lograba afinar su puntería de cara a gol, además de perder un gran número de balones en el centro del campo que aprovechaban los de Southgate para poner el miedo en el cuerpo. 


Y del minuto 15 al 37 llegó el desastre. 3 goles en poco más de 20 minutos que dejaron en la lona al cuadro español y señalaron a una defensa que quedó retratada en cada uno de ellos. Kane, Rashford y Sterling fueron una pesadilla para los laterales y los centrales, que no dejaron de correr detrás de ellos sin suerte alguna, esperando que un milagro pudiese salvarles de lo que tenían delante. 

Kane no marcó pero dio un recital de juego de espaldas, distribución de balón, inteligencia y compañerismo. Nutrió en infinidad de ocasiones a sus compañeros en banda, Rashford y Sterling, que ganaron la espalda a los defensas en infinidad de ocasiones para dinamitar el encuentro. El del City marcó dos y el del United uno, pero pudieron ser más. Con este tridente en ataque Inglaterra es capaz de cualquier cosa y lo mejor para ellos es que el más veterano es el punta del Tottenham con 25 años. Hay Inglaterra para rato. 


Ceballos y Alcácer debieron ser titulares

Tras el 0-3 al descanso, Luis Enrique intentó cambiar cosas, sobre todo en un ataque donde Aspas y Asensio no se encontraban cómodos en las bandas y Rodrigo apenas tenía espacios para correr. Entraron Ceballos y Alcácer, probablemente dos de los jugadores más en forma del combinado nacional, y el partido cogió otro color. El del Dortmund, tocado por una varita mágica, marcó nada más salir e impulsó a los suyos a una remontada imposible.Tras intentarlo en varias ocasiones sin éxito, el gol de Ramos en el 96 ya no serviría de nada, más que para morir en la orilla y condenados ahora a ganar a Croacia para estar en la Final Four de la Nations League

Una defensa endeble y permisiva

Tras el partido los que salen más señalados son los hombres en defensa. La pareja del Madrid formada por Ramos y Nacho no estuvo a la altura ni en el cuerpo a cuerpo, ni en balones áereos ni al espacio. Probablemente un hombre experimentado como Azpilicueta o un ilusionado Bartra, que además jugaba en casa, podrían haber tenido un papel más relevante. Tampoco Otto, que debutó ante Gales hace unos días, estuvo al nivel exigido. 



Un centro del campo sin control ni peligro

Busquets, Thiago y Saúl sufrieron de lo lindo ante la presión arriba de Inglaterra y en muchas ocasiones se vieron expuestos a cometer errores por decisiones precipitadas. El del Bayern, acompañando a Busi en el pivote, se permitió algunas florituras innecesarias para el puesto, cuando apenas detrás tuyo sólo queda la defensa, y perdió balones peligrosos que dieron vida al rival. Tampoco Saúl estuvo muy fino, sin generar peligro con disparos lejanos como nos tiene acosumbrados y exponiendo en muchas ocasiones a un Busquets que acabó el partido desquiciado. 

 

 

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario