Las chiquilladas de Dembelé tienen al Barça hasta las narices

  • Deportes
  • 09-11-2018 | 07:11
  • Escribe: Sergi Concha

Se saltó el entrenamiento de ayer por una gastroenteritis de la que avisó hora y media después




El entrenamiento del jueves en la 'Ciutat Esportiva Joan Gamper' tuvo una notable ausencia inesperada. No se trataba de Coutinho, lesionado de dos a tres semanas por una rotura en el bíceps femoral. Tampoco Messi o Umtiti, que ultiman la recuperación final de sus lesiones. 

El ausente fue Ousmane Dembelé, que aquejado de una gastroenteritis no apareció por el entrenamiento. Lo sorprendente del caso es que no dio aviso al club hasta pasada una hora y media del inicio del mismo, por lo que el club empezó a desesperarse. 



Casi descartado para el domingo ante el Betis

Intentaron contactar con él pero no hubo forma, hasta que al final dio la voz de alarma e incluso pidió que los médicos fueran a su domicilio para comprobar su estado y confirmaron la dolencia del galo. 

La incertidumbre pues seguía presente para el entrenamiento de hoy viernes, donde Dembelé tampoco ha entrenado junto a sus compañeros, aunque sí ha podido realizar ejercicio físico en el gimnasio. 



A día de hoy es seria duda para jugar ante el Betis el domingo y con la ausencia confirmada de Coutinho y la cautela con Messi, este problema del galo se puede convertir en un dolor importante de cabeza para Valverde.

Sin embargo dentro del club están con la mosca detrás de la oreja ante la supuesta gastroenteritis del ex del Borussia Dortmund, puesto que no es el primer capitulo indisciplinario que comete y ya empiezan a estar hartos de su actitud. 



Cada semana que pasa, el francés suma una nueva polémica que le aleja de permanecer en el club azulgrana, que ya ha colocado al joven jugador en el mercado a la espera de alguna oferta satisfactoria.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario