Las cámaras pillaron a un guardia de seguridad pedófilo llevándose a una niña de 3 años donde nadie les veía...

  • Sucesos
  • 30-08-2019 | 09:08
  • Escribe: Sergi Cuesta

Una corta condena para un acto despreciable y repugnante


Tan sólo 4 años de prisión, con dos años y medio sin libertad condicional para Mohammed Hassan Al Bayati, un hombre que violó a una niña de tres años en un centro comercial en Sidney.

El 18 de diciembre de 2016 el guardia de seguridad del centro comercial DFO Homebush acompañó a una niña de 3 años cogida de la mano hacia una escaleras donde nadie les vería para violarla.


Recibió el aviso de que una menor estaba angustiada en la zona infantil

El guardia se acercó hasta la área de juegos infantiles y localizó a la pequeña. Se arrodilló para hablar con ella para después llevársela por una salida de emergencia hasta unas escaleras de incendios donde no había cámaras.

Después de 10 minutos de violación, volvió por el mismo camino para dejar a la niña en el mismo lugar donde la recogió. Tuvo la desfachatez de echarle bronca a la madre por haber dejado solas a sus dos hijas mientras ella estaba de compras.


La niña se quejó a su padre

Esa misma tarde la niña se quejó a su padre de un policía que hacia “bum bum”. Especialistas de la policía llegaron a la conclusión de el guardia se sacó el pene y la tocó con el, incluyendo las braguitas.

El asqueroso agresor llegó a Australia en barco desde Irak hace diez años como refugiado de guerra. A día de hoy sigue negando que abusara de la menor.



Facebook Twitter
Deja tu Comentario