Las actas que demuestran que Zapatero nunca quiso que su negociación con ETA saliera a la luz pública

  • Política
  • 01-06-2019 | 12:06
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

Los documentos señalan conversaciones entre el grupo terrorista y representantes del Ejecutivo acusándose mutuamente de las filtraciones a la prensa.


Los medios de comunicación esRadio y Libertad Digital han tenido acceso a las actas de negociación del Gobierno de Zapatero con los dirigentes del grupo terrorista ETA, las cuales confirman, una vez más, el carácter dialogante y comprensivo del gobierno socialista con la banda terrorista. 

Estas actas relatan, con detalle, las reuniones mantenidas entre ambos grupos, desde el primer encuentro entre Josu Termera y el socialista Jesús Eguiguren en 2005, hasta las conversaciones mantenidas tras el atentado en la terminal 4 de Barajas, en las que también participaron en PSE y Batasuna(¡¡Josu Ternera cayó como un tontaina en la trampa de una chavala guardia civil!!)


Filtraciones que no gustaron nada

Dentro de estas actas, se puede destacar el encuentro que se mantuvo entre los bandos el  de septiembre de 2006.  En él, participaron tres enviados del Gobierno (con las siglas GO-2 ,GO-3 y GO-4), y otros tres de la banda terrorista (EO-1, EO-2 y E4), contando con cuatro mediadores. Se ha reconocido que EO-1 no es otro que Josu Ternera. 

En esta conversación, de más de 6 horas de duración, se discutió seriamente sobre las filtraciones a la prensa que se habían realizado informando de temas tratados en estas "reuniones secretas". 


Este es el caso de información que facilitó el dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, al periodista Luis Rodríguez Aizpeolea (El País). Sobre esto, uno de los representantes del Gobierno aclaró a los terroristas en la reunión que "si Otegi sabe algo, que deje de hablar con Aizpeolea". Lejos de amedrentarse, Josu Ternera contestaba que "hay cosas que conoce Aizpeolea que solo conocemos en esta mesa y ya sabemos cuáles son sus fuentes". 

Promesas que no gustan nada

En estas negociaciones, el Gobierno de Zapatero ofreció a los terroristas varias cuestiones que, ahora conocidas por el público, solo consiguen enfadar e indignar a las víctimas (todos los españoles) de ETA: la anexión de Navarra al País Vasco, la derogación de la Doctrina Parot o la financiación a través de una organización internacional, son algunas de las promesas de los socialistas para conseguir la "paz" con el terrorismo. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario