Las 8 empresas del Ibex-35 que tuvieron agallas para desafiar al Procés

  • Cataluña
  • 23-07-2019 | 08:07
  • Escribe: Guillermo Vives

Ocho grandes empresas del Ibex-35 tuvieron el coraje suficiente para prestar su apoyo a una contracampaña de Mariano Rajoy para frenar el Procés en el momento más delicado.


Ocho grandes empresas del Ibex-35 tuvieron el coraje suficiente para prestar su apoyo a un plan de Mariano Rajoy, como presidente del gobierno español, para frenar el Procés y sus graves consecuencias políticas en Cataluña y en toda España.

Después del intento de golpe de estado de octubre de 2017, Rajoy organizó una campaña internacional para contrarrestar el efecto mediático de la propaganda independentista del Govern de la Generalitat. Y contó con el respaldo de ocho empresas del Ibex-35 dispuestas a rascarse el bolsillo para combatir el virus separatista.


Las ocho empresas valientes

Fueron Banco Santander, BBVA, Caixabank, Telefónica, Repsol, Iberdrola, El Corte Inglés e Inditex, según ha desvelado El Confidencial. A estas empresas hay que agradecer y aplaudir su valentía por participar activamente en una campaña en favor de España y en contra de su disgregación.

Carmen Martínez de Castro, secretaria de Estado para la presidencia de esa época, convocó a directivos de alto nivel de esas compañías y logró su buena predisposición para colaborar en la campaña de neutralización del Procés y sus peligros económicos, algo que el gobierno no queria hacer con dinero público. Los empresarios entendieron los razonamientos y prestaron su apoyo.


La campaña vio la luz a través del Real Instituto Elcano, que honoríficamente está presidido por Felipe VI, y nació con un presupuesto de 254.100 euros que fueron invertidos en desactivar la internacionalización del Procés en París, Londres, Bruselas, Berlín, Roma, Nova York y Washington.

El Confidencial añade que en estas ciudades se dio a conocer el informe: "El proceso independentista catalán: ¿cómo hemos llegado hasta aquí?" y contó con la colaboración, entre otros, de Josep Bou, presidente de los empresarios catalanes y concejal del ayuntamiento de Barcelona, Joaquím Gay de Montella, entonces presidente de Foment del Treball, y de Juan Rosellpresident de la CEOE, así como con algunos miembros del antiguo gobierno de Mariano Rajoy.

Todo ello ocurrió en noviembre y diciembre de 2017, poco después del intento de golpe de Estado de Puigdemont, Junqueras y sus correligionarios. Se trataba de dar una respuesta rápida con una contracampaña a las dudas que pudieran surgir en el exterior sobre la calidad democrática de España como estado de derecho ante las calumnias lanzadas por el independentismo. Y, además, sin echar mano de los recursos del dinero público.

La campaña debe los réditos de su éxito a las agallas de ocho empresas que cogieron el toro por los cuernos y la hicieron posible con su contribución económica y también al apoyo obtenido en el exterior y la colabración del Institut Français Relations Internationales (Francia); el Chatham House (Reino Unido); el Egmont Royal Institute for International Relations (Bélgica); el Institut für Euroapaische Politik (Alemania); el Istituto Affari Internazionali (Italia); el Wilson Center Peterson Institute for International Economics y el Council on Foreign Relations (Estados Unidos).

Facebook Twitter
Deja tu Comentario