Laporta se vuelve monárquico y apuesta por la sangre azul en el Barça

  • Deportes
  • 14-05-2021 | 21:05
  • Escribe: Guillermo Vives

El próximo entrenador del Barça será Jordi Cruyff, que a sus 47 años no tiene más méritos que ser el hijo de Johan Cruyff




Aunque para todo el mundo Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, pasa por ser un militante activo del independentismo catalán, lo cierto es que no tiene problemas para colocar en su junta, como sucedió en su primer mandato, a su cuñado Alejandro Echevarría, patrono de la fundación Francisco Franco. Y tampoco para mostrar su sintonía con la monarquía y su sistema de sucesión hereditario.

Y es que el presidente Joan Laporta ha pensado en Jordi Cruyff, el hijo del Padre (Pep Guardiola es el Espíritu Santo), para tomar el relevo de Ronald Koeman en el banquillo del FC Barcelona.



A comer al restaurante más caro. ¡Pagan los socios!

Laporta, que llora porque le han dejado el Barça hecho una ruina y que no tiene ni para pagar a los jugadores ni para fichar a nadie, se llevó a Koeman a comer al Via Veneto, uno de los restaurantes más caros de Barcelona, para ponerse como un "bacó" en compañía de su inseparable Rafa Yuste, que tampoco se pierde una comida si pagan los socios.

Se trataba de avanzar a Koeman que no es santo de su devoción y que en cuanto encuentren a otro técnico con cara y ojos, se lo van a cargar. Y mientras comía en un restaurante top atendiendo a la invitación de su presidente, Koeman le dijo que vale, pero que le pague el año de contrato que tiene firmado. Y eso hará Laporta en otro ejemplo de administración modélica de los recursos de un club.



Acabó la reunión y Laporta no aprovechó para explicar a los periodistas que Koeman goza de su confianza. Porque eso no es así. Se limitó a decir que fue "una reunión normal entre un presidente y un entrenador". Y la pregunta es: ¿Hace falta que cuando un presidente y un entrenador se reunen tengan que ir al restaurante más caro de Barcelona pagando los socios?

La cuestión es que la suerte está echada y a Laporta, a quien ya le han dado calabazas Julian Nagelsmann y Xavi Hernández, no le queda más recurso que Jordi Cruyff. Y desprecia a Koeman, que ha sido seleccionador holandés y, entre otros, ha dirigido al Valencia, Benfica, Everton, Southampton, Feyenord, PSV, Ajax, que dejó plantada a la selección holandesa cuando le llamó el Barça, que aceptó cobrar la mitad de lo que estaba ganando, que ha lanzado al estrellato a Pedri, Miranda, Araujo e Ilaix y que ha elevado a su mejor nivel a Frenkie De Jong y se ha apañado con lo que le han dado y no con lo que había pedido. Así trata el Barça de Laporta a sus mitos.



Sangre real para el banquillo del Barça

Mejor el hijo de "El Maestro" Johan Cruyff, que para eso Laporta es amigo de la familia. Jordi Cruyff ya está en edad de ser un entrenador contrastado, pero a los 47 años no ha empatado contra nadie. No es nadie en el mundo del fútbol. Su currículum, como jugador y entrenador, da pena comparado con el de Koeman.

¿Y quién es Jordi Cruyff al margen de ser el hijo de Johan Cruyff? Ha tenido experiencias en el Maccabi Tel Aviv, Chongqing Dangdai Lifan, selección de Ecuador y Shenzhen FC. Suficiente para entrenar al Barça. Al Barça sectario de Laporta que amenaza ruina. Laporta cree en la monarquía hereditaria en el Barça. Y Jordi Cruyff tiene sangre real.



Esto todavía puede ser peor en el Camp Nou. Mucho peor.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario