Ladrones y encima, sinvergüenzas: Los indepes acumulan una deuda de más de 84.000 millones que pagará España

  • Cataluña
  • 10-01-2022 | 12:01
  • Escribe: Celeste De Sebastián
La Generalitat sigue financiando a manos llenas los chiringuitos indepes, mientras España salva la economía regional año tras año.


"España nos roba"; esta es una de las principales premisas del nacionalismo catalán... y también, una de sus mayores mentiras, pronunciadas y proyectadas desde los principales partidos independentistas para mantener caliente el desafío catalanista contra España.

Una mentira en la que los secesionistas evitan contar la verdad sobre la economía catalana a sus votantes y a sus ciudadanos, muchos de los cuales desconocen el despilfarro del Govern independentista que, año tras año, sigue empobreciendo a la autonomía catalana.



Y es que, mientras la Generalitat sigue manteniendo el mayor número de impuestos propios sobre su ciudadanía, y mientras los independentistas siguen asegurando que es España la que roba a los ciudadanos catalanes... los políticos independentistas se reparten el dinero de las arcas públicas, a través de sueldos impagables y subvenciones a los diferentes chiringuitos independentistas.

Ada Colau hunde Barcelona y se convierte en la alcaldesa de delincuentes, maleantes e indepes



Una gestión partidista y nefasta de las arcas públicas catalanas que ha provocado que, un año más, Cataluña vuelva a ser la región española con mayor deuda pública, superando su propio récord, y alcanzando los más de 84.000 millones de deuda pública, tal y como ha anunciado el Banco de España.

En concreto, Cataluña tiene una deuda de 84.056 millones de euros, es decir, que "debe más que Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, las 2 Castillas, Extremadura, Galicia, La Rioja y Navarra, juntas", tal y como ha denunciado el diputado Antonio Gallego en su cuenta de Twitter.



Una deuda que pagará España

"España nos roba" siguen manteniendo los independentistas, en un intento de justificar el incremento, año tras año, de la deuda pública catalana, que parece no tener fin. 

Justificaciones en las que evitan hacer autocrítica o recortes de calado, siendo su única reacción, ante las cifras económicas del Banco de España, apostar por seguir aumentando los impuestos a los catalanes, y pedir más dinero al 'odiado' Gobierno de España.



La empresa de telefonía DIGI le pega un revolcón brutal a los fanáticos independentistas

Un Gobierno de España que, a pesar del continuo desafío independentista, sigue sacando la cartera para solucionar los problemas financieros de la autonomía catalana, sin exigir a cambio un control en la gestión económica del Govern. Así pues, tal y como informaba el diario 'Expansión' a finales de 2019, más del 75% de la deuda catalana es financiada por el Gobierno central, que además, proporciona préstamos a tipos de interés muy inferiores a los del mercado.

Una financiación del Gobierno de España a la Generalitat catalana, potenciada ahora por las alianzas del Ejecutivo de Pedro Sánchez con los nacionalistas que hará que los españoles vuelvan a ser las 'víctimas' del robo de los independentistas, que siguen vaciando las arcas del Estado para financiar sus alucionaciones independentistas.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario