La vida secreta de José Luis Escrivá: veranos en Jávea y su pasado con Rajoy

  • Política
  • 09-04-2022 | 07:04
  • Escribe: Enrique Sanz
La vida del ministro queda al descubierto


Con la reciente subida del gasto en pensiones por parte de la Hacienda pública, el foco vuelve a estar en uno de los máximos responsables de que esto suceda en el Gobierno: José Luis Escrivá, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Escrivá siempre ha estado en el centro de la polémica desde que llegó al Gobierno de la mano de Pedro Sánchez con la renovación ministerial que se produjo a principios de 2020.

Su carrera en la Administración pública comenzó en 2014, cuando Escrivá abandonó su trabajo en la rama privada de la Econometría y fue elegido por Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro para ser presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF). Durante los años en los que estuvo al frente de la institución tampoco logró esquivar la polémica, puesto que gran parte de sus análisis macroeconómicos, realizados como presidente de esta entidad, solían contradecir las predicciones del ministro de Hacienda.



Con su inclusión en el Gobierno, Escrivá ganó nuevos compañeros de trabajo, pero rápidamente ha mostrado una distancia y una suerte de animadversión que parece ser recíproca con sus socios en el Ejecutivo. Algunos, como el diario LaRazón, lo consideran "el látigo fustigador de Unidas Podemos". Las principales diferencias que Escrivá mantiene en el seno del Ejecutivo nacional son con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, la cabeza visible de la formación morada dentro del Gobierno.

La oposición sistemática que Escrivá parece ejercer a todos los análisis, predicciones y movimientos de los ministros de Unidas Podemos es un asunto espinoso que está teniendo su última entrega en la cuestión relativa a las pensiones. La posición de Pedro Sánchez en este turbio enfrentamiento entre socios de Gobierno está más que clara, tomando en cuenta su historial de apoyar siempre las decisiones que toman los ministros de su partido y cuestionar o mirar de mala manera las decisiones y consultas realizadas por los ministros de una formación morada que necesita para seguir gobernando España durante lo poco que le queda a su legislatura.



El enorme desgaste que sufren los socios de Gobierno parece ser ajeno a Escrivá, quien desde su ministerio continúa centrado en su principal tarea y se ve obligado a echar mano de su amplia experiencia laboral en ámbitos económicos para hacer frente al rompecabezas que es el sistema de Seguridad Social en España. Escrivá ha desempeñado un amplio rango de puestos de confianza dentro del esquema del Banco de España, y fue nombrado jefe de la División de Política Monetaria del Banco Central Europeo prácticamente desde su creación.

El implacable ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es un aficionado al golf, deporte que practica en las pocas horas libres que su trabajo le permite mantener en la planificación de su vida. Asimismo, cuando el periodo estival se acerca, José Luis Escrivá es uno de los muchos ministros que acude a Jávea a veranear, para disfrutar del tiempo anticiclónico propio de la costa mediterránea y refrescarse en las aguas del mar Mediterráneo en los meses en los que más aprieta el calor en nuestro país.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario