La vida infernal de las concubinas del Rey de Tailandia que viven drogadas para darle placer sexual

  • Política
  • 11-04-2020 | 09:04
  • Escribe: Celeste De Sebastián

No cumplir los deseos del monarca puede suponer la prisión o incluso perder la vida




El rey de Tailandia, Maha Vajiralongkor, más conocido como Rama X, ha regresado a su país para celebrar el décimo aniversario de su dinastía (Chakri) después de confinarse con 20 concubinas en un hotel 5 estrellas en los Alpes Alemanes, el Grand Hotel Sonnenbichi.

El confinamiento cinco estrellas ha levantado un aluvión de críticas contra el monarca. En Twitter, los tailandeses se jugaban la prisión con el hashtag #¿ParaQuéNecesitamosUnRey?



Hasta 15 años de cárcel

Y es que las leyes Tailandesas están hechas a su medida. Criticar al rey en plena lucha contra el Covid-19 puede suponer una cuantiosa multa o incluso llegar a penas de 15 años de prisión.

La mujer del rey, Suthida, no se encontraba con él. Estaba aislada en el Hotel Waldegg de Engelberg, en Suiza. Antes de volver a Tailandia, el rey pasó al recogerla para aterrizar juntos en Bangkok. Parece que la vida de la reina no es nada fácil al lado de un hombre como Rama X. Pero el de las concubinas es peor.



Andrew MacGregor Marshall

MacGregor es el periodista y autor del libro ‘A Kingdom in Crisis: Thailand’s Struggle for Democracy in the Twenty-First Century’ – Un reino en crisis: la lucha de Tailandia por la democracia en el siglo XXI

El libro destapa las vergüenzas de la casa real. En Tailandia las familias presionan a las hijas para que se alisten al ejército con la esperanza de que el rey las vea y las reclute como concubinas. Esto supone un incremento del estatus social y salarial.



La sala de los placeres

Una vez reclutadas para su harén, se les ‘obsequia’ con un colgante, igual para todas, y se les corta el pelo al estilo bob. Lo peor está por ocurrir. Todas ellas son drogadas para estar dispuestas a dar placer sexual al monarca, obsesionado con el sexo femenino como desveló su propia madre.

‘La sala de los placeres’ era una de las habitaciones que integraban la cuarta planta, íntegramente reservada para el rey, del hotel en los Alpes. No cumplir los deseos del mandamás está fuertemente penado.



Desaparecidas

Una de sus concubinas, Niramon Ounprom, desapareció del mapa en octubre después de mostrar “sus ansias de poder”. Se rumorea que fue asesinada en prisión a la que le mando Rama X.

Otra mujer desaparecida es Sineenat Wongvajirapakdi, de 34 años. Fue despojada de su rango militar por una supuesta deslealtad: “no estaba agradecida y no se comportaba acorde a su título”. Su asesinato también es un rumor.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario