La vida de Gina Lollobrigida: la musa italiana más internacional

La vida de Gina Lollobrigida: la musa italiana más internacional

17/01/2023

| Laura Abad

Facebook
Twitter

La protagonista de 'Pan, amor y fantasía' y 'Salomón y la reina de Saba' fue noticia en los últimos años por sus asuntos financieros y sentimentales

Los últimos años de Gina Lollobrigida no fueron un camino de rosas. La actriz italiana, que hoy es noticia por su fallecimiento, no pudo disfrutar libremente de la enorme fortuna que acumuló durante su exitosa carrera cinematográfica.

Siempre será recordada por sus películas concretamente con 'Pan, amor y fantasía' con Vittorio de Sica y en 'La mujer más guapa del mundo' donde se codeó con Vittorio Gassman. Su papel en este filme le supuso el premio David de Donatello, reconocimiento instituido por la Academia de Cine italiana.

Se casó en 1949 con el médico esloveno Milko Skofic. Fruto de ese matrimonio, nació su único hijo, que heredó el nombre de su padre. Fue precisamente él y su nieto Dimitri quienes le hicieron la vida imposible a su madre estos últimos años. "No tengo intención de reconectarme con mi hijo y mi nieto. Lo he intentado varias veces y siempre me engañan. Sufrí mucho por esto y mi salud se resintió. Ahora he decidido seguir adelante y quiero pensar en el futuro", aseguró en una entrevista en 2017 para el semanario italiano Chi. Por aquel entonces, todavía era Gina Lollobrigida quien tenía el control de su dinero y su patrimonio.

En 2006, Gina Lollobrigida y Javier Rigau hicieron pública su relación. Anunciaron su compromiso en ¡Hola!, con intención de casarse por la Iglesia unos meses más tarde. "Nos conocimos en 1984, en Montecarlo. Por aquel entonces, Javier, que siempre había ido mucho a Mónaco con su familia, estaba en ese party. Después nos vimos al día siguiente y al siguiente... Y hasta hoy", contaba Gina Lollobrigida sobre su relación con Javier Rigau, mucho más joven que ella. "Siempre tuve debilidad por los hombres jóvenes, porque son generosos y no tienen complejos. Javier, como todos los españoles, es apasionado, y eso a mí me encanta"

A finales de 2019 la justicia italiana le asignó un tutor para que administrara su fortuna, una iniciativa de su hijo y su nieto, que denunciaron al joven asistente de la actriz, Andrea Piazzolla, de 32 años, por tratar de embaucarla y malgastar su dinero. Al año siguiente, un juez autorizó a su gestor para poner bajo custodia en un almacén todo tipo de bienes y objetos de valor pertenecientes a la actriz, entre los que se encontraban joyas, premios y obras de arte. Una decisión que se tomó para "proteger el patrimonio de Lollobrigida".

A pesar de que la actriz presentó un recurso, los jueces del Tribunal de Apelación de Roma lo rechazaron basándose en un informe medicolegal. En él se señalaba que Lollobrigida estaba "aparentemente muy lúcida" en su día a día, sin embargo, en las cuestiones referidas a sus cuentas y bienes estaba "totalmente confusa".

Andrea Piazzolla se convirtió en su representante en 2011. Él le ayudó a organizar una exposición en Catar. A partir de ahí, se volvió en una figura indispensable en su vida. Muchos creyeron que entre ellos hubo algún tipo de romance, ella siempre reconoció su debilidad por los hombres jóvenes, pero siempre negó la existencia de una relación amorosa.

A sus 95 años,Gina Llobrigida no pudo morir en paz, lo hizo enfrentada con su hijo y defendiendo hasta el último momento a Andrea Piazzolla: "Fue una bendición para mí. Es como mi hijo. Me siento tan cansada. No he hecho nada malo, pero mi familia está furiosa conmigo y no me deja en paz"

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario