La victoria del Real Madrid en el clásico le saldrá muy cara al Barça

  • Deportes
  • 12-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Gonzalo Palacios




Suele ser habitual en el Barça. Una derrota en el clásico siempre tiene consecuencias. Y el 2-1 del pasado sábado, que sitúa al equipo culé en la tercera posición de la tabla, significará la estocada para Ronald Koeman. Laporta se lo cargará al término de la presente temporada.

La victoria del Real Madrid sobre el Barça tendrá secuelas importantes. Joan Laporta no quiso precipitarse y mostró su confianza en Koeman para lo que resta de temporada. Pero no le engañó. Le advirtió que su futuro lo marcarían los resultados. Y después de caer de forma humillante ante el PSG en la Champions, la derrota de Valdebebas firma la sentencia de muerte deportiva para Ronald Koeman en el Barça.

Koeman no supera la prueba de fuego del clásico

Laporta ha dejado de confiar en Koeman. Su equipo va haciendo ante rivales de menor nivel, pero se estrella ante los grandes. El clásico era una prueba de fuego para Koeman. Una victoria habría colocado al Barça como líder. Y Laporta ha encajado muy mal la derrota. Tanto como para sentenciar definitivamente a Koeman.



Y su sustituto no será Xavi Hernández, que no quiere saber nada del Barça hasta que acabe el Mundial de Qatar en 2022. Y de paso hasta que Messi, Piqué, Jordi Alba y Busquets dejen de pertenecer a la plantilla culé. Xavi no quiere excompañeros en la plantilla cuando él se haga cargo del Barça y hasta que no hayan desaparecido todos los "colegas" que quedan , Xavi no aceptará el reto.

Además, Xavi era del candidato Víctor Font, y Laporta no se lo perdona. Su candidato al banquillo del Camp Nou es alemán y es actualmente el técnico de moda. Sólo tiene 33 años y dirige con gran éxito al Leipzig alemán. Además, es de la escuela de Guardiola y cuenta con la bendición de Pep. Se llama Julian Nagelsmann y ya se han establecido los primeros contactos con él.



10 millones por Nagelsmann y el finiquito de Koeman

Nagelsmann tiene una cláusula de rescisión de 10 millones de euros, lo que hará más sangrante la derrota azulgrana en el clásico. El Real Madrid se cobra como víctima a Koeman y obliga al Barça a gastarse el dinero que no tiene en un entrenador que se cotiza a precio de oro y a indemnizar a Ronald Koeman, que tiene un año más de contrato. Es decir, la derrota de Valdebebas le va a salir carísima al Barça.

La decisión está tomada. Aunque el Barça gane la Copa, un título que en el Camp Nou se considera menor. Sin embargo, eso sí, una derrota el sábado ante el Athletic confirmaría la desconfianza que ya existe hacia Ronald Koeman en la directiva de Laporta. Además, no existe confianza en Koeman para ganar LaLiga, por lo que la negociación con Nagelsmann avanzará en las próximas semanas pase lo que pase en LaLiga. 



 

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario