La víctima de La Manada en Pozoblanco desmonta al 'Prenda' con un bofetón histórico tras su patética carta de perdón

  • Sucesos
  • 18-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Laura Abad

La agredida lamenta que la carta de 'perdón' del preso sea una mera treta judicial: "nosotras no les importamos".




A pesar de que la víctima de la Manada en Pamplona, durante la celebración de los Sanfermines, es la más conocida y mediática, pocos son los que olvidan que hubo una segunda víctima, que sufrió los abusos sexuales y la intimidación de cuatro miembros de la Manada apenas dos meses antes de los hechos ocurridos en Pamplona.

La joven, según las dos sentencias sobre el caso, fue metida en un coche en estado inconsciente, y abusada por cuatro de los cinco miembros de la Manada mientras el Prenda lo grababa todo con el teléfono móvil.



El mismo 'Prenda' que, hace unas semanas, hacía pública una carta de arrepentimiento, reconociendo por primera vez la violación de los Sanfermines y pidiendo perdón a la víctima.

Una carta de la que la primera víctima, al igual que la de Pamplona, no se creen ni una palabra, lamentando que haya sido escrita únicamente como medio para conseguir beneficios judiciales.



"Como la otra víctima, yo no me creo nada de la carta de 'El Prenda'" ha asegurado la joven de Pozoblanco "para empezar, si El Prenda se arrepintiera de verdad, habría dicho: sí, mis amigos y yo violamos brutalmente a la víctima en Pamplona. Reconocería los hechos sin paños calientes ni medias tintas y quizá me hubiera pedido perdón a mí también por lo que me hicieron".

Un dolor que recuerda la víctima, no sólo del momento de la violación, sino también del juicio posterior: "Durante mi declaración, me escucharon romperme, vieron cómo se me partía el alma, y lejos de pedirme perdón, intentaron ponerme nerviosa. Al otro lado del biombo que nos separaba, se cambiaron de posición y tosieron de forma exagerada para que yo los oyera"



"Yo tuve que ponerme gafas de sol y un gorro para proteger mi identidad, mientras los hombres que abusaron de mí se reían y se burlaban" ha lamentado.

Conseguir beneficios penitenciarios

"Lo importante no es que ella o yo los creamos" ha sentenciado la víctima de Pozoblanco "Que quede claro una cosa: esto no lo ha hecho por la chica de Pamplona, lo ha hecho por él. Nosotras no le importamos, por eso es importante que no consiga lo que quiere con esta mentira, que es tener beneficios penitenciarios".



Unos beneficios que deben ser otorgados por el juez siendo clave, para la joven, el hecho de que el Prenda sólo se haya mostrado arrepentido de los actos por los que fue condenado, y sólo por aquellos por los que puede conseguir una reducción de condena.

"En su carta no hay una sola palabra de disculpa por haber acusado de mentir a la víctima sobre la agresión sexual, por haberla desacreditado ante toda España. Imagino que de eso no se arrepiente porque no ha sido condenado por ello y, por tanto, no puede conseguir ninguna rebaja en su condena".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario