La vicepresidenta Carmen Calvo da la nota: ¿Hacen falta 3 coches y 8 escoltas para ir de compras?

  • Política
  • 21-07-2020 | 08:07
  • Escribe: Daniel Guerra

No es la primera vez que la vicepresidenta socialista se aprovecha de los 'beneficios' de su puesto.


La vicepresidenta de Pedro Sánchez, Carmen Calvo, ha sido 'cazada' saliendo de rebajas a Zara por las calles de Madrid. 


Una situación que no se saldría de la norma de cualquier ciudadano, de no ser por las condiciones en las que la vicepresidenta del Gobierno se va de compras: acompañada de tres escoltas, y con ocho agentes de la Policía Nacional vigilando la zona.

Así lo ha registrado el vídeo de un periodista de OkDiario; en la grabación, se ve a Calvo, entrando en la tienda, acompañada en todo momento por una escolta; otro permanece en el coche, aparcado en un portal próximo, mientras que un tercero vigila la zona ocultándose tras unas gafas oscuras. (¿Quién ganaría en Andalucía si hoy fueran las elecciones?)


Por si esto no fuese suficiente, y según afirman PeriodistaDigital, tres vehículos de alta gama, en los que se encontrarían los agentes de la Policía Nacional, acompañaban al séquito en todo momento por las bulliciosas calles del barrio de Chamberí.

Ajena a la grabación, Carmen Calvo demuestra además su poco interés por las normas de seguridad contra el coronavirus establecidas por su propio Gobierno, sin respetar la señalización de las puertas, dispuestas para controlar el aforo, y saliendo por la entrada de la tienda. (El gobierno socialista le tiene pavor a Pablo Iglesias. Y si no... ¿por qué ha pasado esto?)



La vicepresidenta 'de los lujos'

No es la primera vez que la vicepresidenta del Gobierno demuestra que es muy aficionada a los lujos y ventajas que ofrece su cargo.

Tal y como publicó el mencionado periódico hace unas semanas, Carmen Calvo también disfrutó de unas condiciones poco accesibles a otros ciudadanos cuando dio positivo en Covid-19. ("Todos llevan mascarilla menos el impresentable Dr.Fraude": ¡¡Sánchez nos avergüenza en Europa!!)

Así pues, la vicepresidenta del Gobierno disfrutó, durante su enfermedad, de una exclusiva habitación en la Clínica Ruber de Madrid, más parecida a una suite de hotel de alta gama que a la habitación de un hospital público, y por supuesto, con menos concentración de enfermos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario