La verdad sobre los escraches a Iglesias y Montero sacude a Podemos y al 'Gobierno del bulo'

  • Política
  • 20-08-2020 | 20:08
  • Escribe: Pablo Ruiz
La escolta del Coletas e Irene Montero no presenció acoso alguno durante su estancia vacacional en Asturias


Todo indica que han vuelto a pillar al vicepresidente del Gobierno socialcomunista Pablo Iglesias haciéndose la víctima y mintiendo deliberadamente.

Unidas Podemos y Pablo Iglesias han denunciado en Twitter el "acoso" que a su juicio han sufrido el vicepresidente Pablo Iglesias y la ministra Irene Montero en sus vacaciones en el Principado de Asturias, con insultos e incluso pintadas amenazantes.



¿Y el atestado policial?

Sin embargo, este martes, la Fiscalía no había recibido ningún atestado policial sobre tal acoso.

La escolta del vicepresidente del Gobierno y la ministra de Igualdad no había enviado ningún atestado a la Fiscalía para que investigase el supuesto acoso sufrido por la pareja podemita, según han asegurado fuentes del Ministerio Público. (Juan Manuel de Prada destroza a Pablo Iglesias por sus "corruptelas podemitas")



¿Y la denuncia?

Iglesias y Montero decidieron suspender sus vacaciones y regresar el pasado fin de semana a Madrid, pero no han tenido tiempo de poner la denuncia necesaria para investigar los hechos.

Sospechosa coincidencia…



Sin relevancia

Sin la recepción del atestado policial y la correspondiente denuncia donde se especifican los hechos acontecidos no se puede establecer la “notitia criminis o noticia directa”, requisito para determinar la relevancia penal de la denuncia pública formulada por el vicepresidente segundo del Gobierno socialcomunista y la ministra de Igualdad.

El equipo de escoltas de la Policía Nacional que tienen Iglesias y Montero podrían haber remitido un atestado a la Fiscalía si considerasen que los hechos tuvieran indicios delictivos o suficiente trascendencia para ser investigados, pero no lo han hecho. (Estos son los 40 documentos que demuestran las irregularidades de Podemos y hunden a Pablo Iglesias)



Los llantos de Pablo Iglesias

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha tildado de "grave" lo que está haciendo con su familia "la extrema derecha" tras tener que abandonar sus vacaciones en Asturias y ha exclamado que "no hay derecho a que sus hijos tengan que sufrir las consecuencias y las tareas políticas de sus padres". (Cuando a Pablo Iglesias no le importaba dar "jarabe democrático" a los hijos de Soraya Sáenz de Santamaría)

Así lo ha expuesto en un hilo en Twitter ante los insultos e incluso pintadas amenazantes que ha recibido tras conocerse que estaba junto a su pareja, la ministra Irene Montero, y sus tres hijos en la localidad de Felgueres.

Unidas Podemos ha denunciado que se trata de un nuevo episodio de acoso a ambos políticos.

En este sentido, ha señalado que lo que hace a su familia "la extrema derecha y ciertos medios es grave" pero también ha añadido que "hay que poner cada cosa en su contexto", pues hay gente "que ha pagado con su libertad, con su vida o con torturas defender sus ideas y hacer política".

"No es nuestro caso", ha sentenciado.

Iglesias ha lanzado también que "no hay derecho" a que sus hijos "tengan sufrir las consecuencias del compromiso y las tareas políticas de sus padres" pero ha asegurado que "el victimismo" no va con él, pues hay millares de niños en situaciones "mucho más vulnerables".

El líder de Podemos ha querido agradecer a todas las personas que le han brindado su apoyo ante este incidente, con mención específica al diputado Enrique Santiago y su familia por ser "los mejores anfitriones" durante su estancia en su casa.

Agradece la labor de sus escoltas

Además, ha destacado la labor de los policías que les escoltan "cumpliendo su labor con la mayor profesionalidad y el mejor trato humano".

"Gracias a toda la gente que nos ha ofrecido su casa. Gracias a todos los que no se dejan intimidar por la ultraderecha y sus medios" ha proseguido Iglesias.

Por último, ha enfatizado que "odio" y "amenazas" de todos aquellos que le han insultado "no frenarán" su trabajo.

"El ejemplo de la gente corriente, honesta y valiente que no tiene miedo al fascismo, es para nosotros la mayor motivación para continuar", ha zanjado.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario